Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Esto es lo que pasa cuando le das coches al algoritmo que mejora fotos pixeladas de caras

Si creías que darle personajes de videojuegos pixelados a una IA para que trate de convertirlos en personas reales era divertido, te recomendamos que sigas leyendo. Nuestro compañero de Jalopnik Jason Torchinsky ha probado a alimentar el algoritmo con automóviles. Los resultados son... inquietantes.

Advertisement

Sabemos que Face Depixelizer fue creado con el noble propósito de hacer más nítidas las fotos borrosas de personas, pero la tentación de usarlo para estas pendejadas es demasiado grande. En el fondo tiene cierto sentido, Los entusiastas de los automóviles a menudo comparan los faros de los coches con los ojos y antropoformizan la parte frontal hasta el punto de imaginar diferentes expresiones para cada modelo.

¿Qué expresión tiene tu coche? O más bien habría que decir: ¿En qué persona conduces tú?

Advertisement

Torchinski ha notado que el algoritmo no interpreta los faros como si fueran ojos salvo algunos casos en los que cree que se trata de una persona con gafas, lo que tiene cierto sentido teniendo en cuenta que la separación entre faros es proporcionalmente mucho mayor. Lo que Face Depixelizer hace es interpretar la forma general del auto como si fuera el pelo, y después tratar de encontrar rasgos faciales en el espacio que hay entre el parabrisas y la parrilla delantera. Si no tienes ni idea de qué coches son las personas de arriba no estás solo. A continuación los modelos de partida:

Advertisement

También se da la curiosa circunstancia de que cuánto peor es la resolución que tiene la foto de partida, más humana es la cara resultante. Tiene cierto sentido. Esto es lo que ocurre, por ejemplo cuando le das imágenes de una de las míticas furgonetas Volkswagen al algoritmo en diferentes resoluciones. La señora resultante es consistente en todos los casos, solo que en los dos primeros parece que ha abusado más de las drogas.

Advertisement

Hay casos en los que la casualidad ha querido que la persona que resulta del coche sea especialmente adecuada. Es fácil asociar el venerable Beetle a una mujer rubia de mediana edad con pinta de venir de Dusseldorf.

Advertisement

Luego pasan cosas como la del pobre Mini, que se ha convertido en esto:

Advertisement

¿Qué será lo siguiente que le demos de comer al algoritmo de Face Depixelizer? ¿Pokémon? ¿Kaijus? ¿Mechas? ¿políticos? Quizá sea interesante adivinar qué clase de personas hay debajo de estos últimos.

Este post se ha publicado originalmente en Jalopnik.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter