Un vídeo digno de viernes. Estos alemanes locos han hackeado una caja de cerveza para convertirla en una rudimentaria minimoto, y es más rápida de lo que crees. El único problema es el sistema de frenado; bueno, la falta de sistema de frenado. Vamos, que hay que pararla con los pies, a lo Pedro Picapiedra.

Advertisement

La cervezamoto coge tal velocidad (yo diría que unos 80 kilómetros por hora) que al piloto le han recomendado no acelerar en las rectas, solo en las curvas. No hace mucho caso, pero por lo menos se pone casco. Bien por él.

En Facebook dicen que el motor puede ser un Precision 6766. Y la marca de cerveza es Aktienbrauerei Kaufbeuren, aunque no estoy seguro de que ese dato importe demasiado.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)