¬ŅHasta qu√© punto afecta el impacto de una bomba at√≥mica en nuestro cuerpo? Dependiendo del tipo, el radio donde nos encontremos y el rendimiento de la explosi√≥n es posible desde una muerte instant√°nea hasta una serie de efectos graduales con el paso del tiempo. Esto √ļltimo ocurri√≥ tras la bomba de Hiroshima con unos resultados tristemente hist√≥ricos con los que el hombre supo a qu√© se enfrentar√≠a si volviera a ocurrir.

Y es que las explosiones en el mundo real tienen muy poco que ver a las que vemos en los grandes producciones de cine. En la vida real, las explosiones, del tama√Īo que sean, son terriblemente mortales. Un explosivo potente como puede ser una bomba casera o proyectiles de artiller√≠a opera en una escala muy diferente a una bala o los fuegos artificiales. La gran diferencia la encontramos en la primera detonaci√≥n, cuando la energ√≠a se irradia llegando a poder viajar por encima de la velocidad del sonido.

Cuando una bomba se detona, la energ√≠a liberada por la explosi√≥n se dispara hacia fuera en todas las direcciones a la vez, y lo hace a velocidades de entre 3 y 9 kil√≥metros por segundo. Esta expansi√≥n en forma de esfera se comprime y acelera las mol√©culas de aire que rodean a una onda expansiva supers√≥nica. S√≥lo ocurre durante un breve espacio de tiempo, unos pocos milisegundos, pero es ah√≠ donde encontramos la causa principal de las lesiones y da√Īos en una explosi√≥n, y cuanto m√°s cerca estemos de la fuente de la misma, mayores ser√°n los efectos.

Advertisement

Foto: Réplica de Little Boy.

Llegados a una bomba at√≥mica, los efectos sobre el cuerpo humano se magnifican. En el caso de la utilizada en Hiroshima, llamada Little Boy, fue una bomba considerada de ‚Äúbajo rendimiento‚ÄĚ (teniendo en cuenta que mat√≥ a 140.000 personas). Se trataba de una bomba de uranio que pesaba 4.400 kilogramos y ten√≠a tres metros de longitud. Su potencia explosiva era de m√°s de 16 kilotones, o lo que es lo mismo, el equivalente a cerca de 16.000 toneladas de TNT.

Desgraciadamente, la bomba sobre Hiroshima sirvió de prueba para evaluar el rastro que dejó sobre el cuerpo humano tras el rendimiento de esos 16 kilotones. Unos efectos que se pueden dividir en las siguientes categorías.

Advertisement

Etapas y efectos sobre el cuerpo humano tras la explosión en Hiroshima

Foto: Hiroshima tras la bomba Atómica. Everett Historic / Shutterstock

  • Etapa inicial (1-9 semana): obviamente nos encontramos ante el espacio donde se producen el mayor n√ļmero de muertes, con un 90% de estas producidas por las lesiones y quemaduras t√©rmicas y/o los efectos de la explosi√≥n y el 10% restante debido a la exposici√≥n letal a la ultra radiaci√≥n.
  • Etapa Intermedia (10-12 semana): Este es el per√≠odo donde las muertes son producidas por las radiaciones ionizantes de un rango letal medio.
  • Etapa tard√≠a (13-20 semana): Primer per√≠odo donde existe una cierta mejora en las condiciones de los supervivientes.
  • Per√≠odo final tras las primeras 20 semanas: Esta etapa se caracteriza por un gran n√ļmero de complicaciones derivadas de la curaci√≥n de las lesiones t√©rmicas. El tiempo de exposici√≥n al que hayan estado expuestos los supervivientes determinar√° una serie de trastornos en la sangre y enfermedades derivadas. Adem√°s, la radiaci√≥n ionizante por encima de una dosis de alrededor de 50-100 milisieverts en la exposici√≥n aumenta dr√°sticamente la posibilidad de morir de c√°ncer en alg√ļn momento de la vida del sujeto.

Advertisement

Algunos cient√≠ficos han acabado estimando que si hubiera una guerra nuclear sobre las ciudades que resultara 100 veces el tama√Īo de la bomba de Hiroshima, el conflicto causar√≠a la p√©rdida de decenas de millones de vidas teniendo en cuenta √ļnicamente los efectos clim√°ticos a largo plazo.

Foto: Hiroshima. Everett Historic / Shutterstock

Tras una explosi√≥n nuclear como la de Hiroshima, en la etapa inicial las lesiones por onda de presi√≥n ser√≠an m√≠nimas debido a que el cuerpo humano puede sobrevivir hasta los 2 bar (unidad de presi√≥n). En contraste, la mayor√≠a de edificios s√≥lo pueden soportar hasta los 0,8 bar. Por esta raz√≥n si nos encontr√°ramos en el hipot√©tico caso de estar en el radio de una explosi√≥n nuclear, tu destino estar√≠a estrechamente ligado a la supervivencia de los edificios, los cuales tendr√≠an una ‚Äúarmadura‚ÄĚ a las ondas de presi√≥n menores a las tuyas. Tras Hiroshima se llevaron a cabo estudios que mostrar√≠an el destino de los all√≠ presentes tomando como referencia √ļnicamente la sobreexposici√≥n:

  • M√°s de 0,8 bar: 98% de probabilidades de estar muerto, 2% de estar herido
  • De 0,3 a 0,8 bar: 50% de probabilidades de estar muerto, 40% herido, 10% sin grandes consecuencias
  • De 0,14 a 03 bar: 5% de probabilidades de estar muerto, 45% herido, 50% sin grandes consecuencias

Advertisement

Los da√Īos inmediatos terminan con el fallout (o lluvia radioactiva local). Se trata del momento donde gran parte de la ceniza y polvo en ascensi√≥n procedentes de la explosi√≥n empiezan a caer y depositarse en el suelo unas horas despu√©s. Hablamos de material irradiado que incrementa los niveles de contaminaci√≥n radioactiva en la zona, adem√°s, llena el aire de part√≠culas que pueden ser ingeridas por todos los supervivientes a trav√©s de las v√≠as respiratorias.

Tipos de exposición radioactiva tras un impacto nuclear

Advertisement

Foto: Quemaduras de una mujer expuesta en Hiroshima al pulso térmico.

En una explosión nuclear el cuerpo humano puede ser irradiado por al menos tres procesos. El primero y más importante, el que causa las quemaduras, se debe a la radiación térmica no causada por la radiación ionizante.

Tambi√©n existe el riesgo de envenenamiento por radiaci√≥n interno por la ingesti√≥n de part√≠culas si el sujeto se encuentra en una zona de lluvia radioactiva. En este caso hablamos de da√Īos a los tejidos de √≥rganos debido a la exposici√≥n excesiva a la radiaci√≥n ionizante (radiaciones penetrantes de alta frecuencia muy extremas y peligrosas para el cuerpo independientemente de la parte del mismo que ‚Äútoquen‚ÄĚ). Hay numerosos s√≠ndromes letales de radiaci√≥n como la muerte de la m√©dula √≥sea, el s√≠ndrome prodr√≥mico, la muerte del sistema nervioso o la muerte gastrointestinal.

Advertisement

Tras estos casos podr√≠an entrar los efectos a corto plazo, aquellos que ocurren a partir de la sexta a la octava semana. Un momento donde la piel est√° da√Īada debido a la congesti√≥n de los vasos sangu√≠neos, adem√°s, comienzan a producirse otros efectos por la exposici√≥n que mediremos a partir del Gray, la unidad que mide la dosis absorbida de radiaciones ionizantes:

  • 0,1 gray: en el hombre causar√≠a una importante baja en el n√ļmero de espermatozoides durante un m√°ximo de un a√Īo. Una dosis de 2,5 gray har√≠a est√©ril al hombre entre 2 y 3 a√Īos. 4 gray lo har√≠a est√©ril permanente
  • 1-2 gray: En la mujer causar√≠a da√Īo temporal en los ovarios que puede llegar a suprimir la menstruaci√≥n durante largos per√≠odos. Una dosis de 4 gray causar√≠a la esterilidad permanente.
  • 2-3 gray: p√©rdida de cabello
  • 7 gray: p√©rdida de pelo en el resto del cuerpo
  • 10-20 gray: aparici√≥n de ampollas y √ļlcera
  • 50 gray: insuficiencia pulmonar y muerte en unos pocos meses

Tras estas reacciones acabamos con los efectos a largo plazo, un momento donde las probabilidades de c√°ncer crecen tras la exposici√≥n a una bomba nuclear. Aproximadamente 1 de cada 80 personas expuestas a 1 gray morir√°n de c√°ncer y 1 de cada 40 personas tendr√° alg√ļn tipo del mismo.

Advertisement

Foto portada: Explosión de una bomba nuclear en el océano. Romolo Tavani / Shuterstock

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)