La Uni√≥n Europea ha dicho basta. El programa de espionaje PRISM destapado por el ex empleado de la CIA Edward Snowden ha causado tal esc√°ndalo que el Parlamento Europeo ha decidido lanzar una investigaci√≥n a fondo. La investigaci√≥n, aprobada por abrumadora mayor√≠a en el Parlamento (483 votos a favor y 98 en contra), analizar√° el alcance real del espionaje de EE.UU. tanto en ese pa√≠s como sobre ciudadanos europeos. Las conclusiones se presentar√°n a finales de a√Īo.

El Parlamento Europeo ha avanzado tambi√©n posibles medidas en caso de que la investigaci√≥n se√Īale actividades ilegales de espionaje por parte de EE.UU. Entre ellas estar√≠an limitar los datos que los pa√≠ses europeos comparten con EE.UU., como datos de vuelos y pasajeros por medidas de seguridad, datos bancarios...

Lo que de momento no se sabe es si Europa lanzará una investigación similar en su propio jardín. Los documentos filtrados por Edward Snowden salpican también a Reino Unido, que ha llevado a cabo programas similares de espionaje online y de comunicaciones. Y justo ayer el diario Le Monde destapaba un caso muy parecido de supuesto espionaje del gobierno francés. Quizás en lugar de preguntarnos qué países espían (ilegalmente), deberíamos preguntarnos cuáles no lo hacen. [Europa.eu]

Advertisement

Foto: AP