Photo: JJ Harrison (Wikimedia Commons)

En 2013, una mujer aquejada de reumatismo pidi√≥ consejo a una defensora de la medicina tradicional china. Con la esperanza de aliviar el dolor de sus piernas, la mujer decidi√≥ comerse cinco ranas vivas. Cinco a√Īos despu√©s, los m√©dicos descubrieron una lombriz solitaria de 13 cent√≠metros en su seno derecho.

Ocurri√≥ en la provincia de Zhejiang, en China. Tras comerse cinco ranas vivas que supuestamente funcionar√≠an como analg√©sico para sus extremidades, la mujer no not√≥ mejor√≠a sino todo lo contrario. Seg√ļn el South China Morning Post, con el paso de los a√Īos¬†empez√≥ a encontrarse a√ļn m√°s inc√≥moda y a experimentar todo tipo de dolores en el est√≥mago, los senos y los ojos.

Solo cuando descubri√≥ un bulto en uno de sus pechos, la mujer decidi√≥ ir al m√©dico, quien determin√≥ que hab√≠a que operar. El cirujano se sorprendi√≥ al ver que la causa del bulto era una tenia de 13 cent√≠metros de la especie Sparganum mansoni. Este par√°sito es com√ļn en perros y gatos, pero no en humanos.

Despu√©s de escuchar la historia de la mujer, un equipo m√©dico lleg√≥ a la conclusi√≥n de que la lombriz solitaria que fue hallada en su seno probablemente hab√≠a crecido a partir de larvas que estaban dentro de las ranas crudas que comi√≥ cinco a√Īos atr√°s, en un intento desesperado por curarse el reuma.

El a√Īo pasado, un estadounidense adicto al pescado crudo expuls√≥ una solitaria de dos metros que no ten√≠a precedentes en la literatura m√©dica. Los investigadores del caso se√Īalaron que pod√≠a ser una variante de la tenia japonesa que estaba infectando al salm√≥n silvestre de Alaska.

Advertisement

[South China Morning post]