Científicos de la Universidad de Riverside, en California, han descubierto un compuesto base de nanopartículas de oro que cambian de color al tacto. La sustancia no responde al calor como otras ya conocidas, sino a la presión de cualquier objeto.

El compuesto ha sido descubierto mientras el grupo de Riverside trataba de catalogar las propiedades de las nanopartículas de oro. La solución desarrollada a partir de este material es de color azul, pero a medida que se le aplica presión va cambiando su color hasta mostrar un intenso color rojo.

Este nuevo esmalte sensible a la presi√≥n podr√≠a resultar muy √ļtil para fabricar sensores de presi√≥n sencillos, ya que el cambio de tonalidad es muy gradual. Tambi√©n ser√≠an apropiados para determinar superficies de contacto en pruebas f√≠sicas como los test de choque en la industria de automoci√≥n [UC-Riverside v√≠a The Atlantic]

Foto: Jjustas / Shutterstock