Illustration: Ford (Raphael Orlove)

Como parte de la nueva estrategia de la compañía, últimamente más centrada en sus líneas de camiones y SUV junto a la inversión en soluciones de movilidad más avanzadas, Ford anunció que abandonará la fabricación de sus sedanes y coches pequeños para el mercado norteamericano con dos excepciones.

Así lo anunció el CEO de Ford, Jim Hackett, quien dijo que mantendría únicamente el Mustang y el nuevo Focus Active en Norteamérica en algún momento en el futuro cercano. ¿Qué significa? Que se pone fin a las gamas Fiesta y Fusion, mientras que el nuevo Focus llegará en algún momento del próximo año, probablemente procedente de una planta en China. Los sedanes Focus y Taurus actuales probablemente expiren este año también.

Hackett también confirmó lo que comentábamos al inicio. El Bronco SUV 2020, el cual compartirá componentes con el Ranger pickup 2019, obtendrá una versión híbrida. El Bronco competirá con el Jeep Wrangler y el Toyota 4Runner. Jeep agregó un sistema híbrido de 48 voltios al modelo 2018 de Wrangler, aunque no está claro si el Bronco obtendrá un sistema híbrido similar.

Además, el hecho de que Ford salga de su negocio de sedán también implica que podrían invertir en nuevas tecnologías, quizás potenciar todavía más las inversiones en servicios de movilidad y el concepto de “ciudad inteligente” y coches conectados. [Jalopnik]