Garmin acaba de presentar un pequeño equipo que quiere cambiar y mejorar la experiencia de ir sobre dos ruedas. Se llama Edge 1000 y ofrece información de casi todo lo que necesitas yendo en bicicleta, sobre todo si entrenas con ella en serio: velocidad, cadencia de pedaleo, rutas, ritmo cardíaco e incluso quiénes de tus amigos han realizado ese mismo recorrido y sus tiempos.

El Edge 1000 cuenta con una pantalla táctil en color de 3 pulgadas en vertical. Un sensor de luz ajusta el brillo para que, en teoría, se vea perfectamente incluso con luz directa del Sol. Lleva WiFi integrada, GPS (para rutas y navegación) y Bluetooth 4.0 para sincronizarse con tu smartphone, lo que permite ver notificaciones de llamadas o mensajes en el aparato mientras pedaleas.

Advertisement

Puedes conectarlo además a casi cualquier sensor que funcione con el estándar ANT+. Así podrás ver en la pantalla información de tu ritmo cardíaco si llevas un medidor para ello, o de la cadencia y potencia de pedaleo en cada lado, a través del medidor Vector de Garmin. También, si tu bici cuenta con un cambio Shimano Di2, podrás ver en la pantalla el cambio que llevas y saber si es el mejor para la inclinación del terreno por el que circulas.

En definitiva, integración de datos en un solo equipo para ofrecerte de un vistazo toda la información que necesitas. La idea es buena, pero cara: saldrá a la venta esta primavera desde 600 dólares (similar precio en euros), o 700 incluyendo el medidor cardíaco y los sensores de cadencia y velocidad. En el vídeo debajo lo puedes ver en acción. [vía Garmin]