Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La nueva pulsera cuantificadora de Amazon te dice cuando estás gordo o enfadado

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Amazon

Algo me dice que no me gustará usar la nueva pulsera cuantificadora de Amazon. El dispositivo se llama Amazon Halo Band, y quiere ser la puerta de entrada a un nuevo servicio de suscripción que va más allá de la cuantificación deportiva y quiere medir toda nuestra salud. ¿El problema? Va demasiado lejos.

Advertisement

Amazon Halo Band ni siquiera tiene pantalla. La idea es que la llevemos como una pulsera más mientras mide nuestra salud. Para ello cuenta con una importante cantidad de sensores que incluyen acelerómetro, termómetro, monitor de ritmo cardíaco y dos micrófonos. Espera... ¿Has dicho micrófonos? ¿Para qué demonios quiere Amazon que lleve dos micrófonos en la muñeca? Pues muy sencillo, para medir tu tono de voz en una nueva función llamada literalmente Tono. Según la nota de prensa de la compañía:

La definición de salud aceptada a nivel mundial incluye no solo el bienestar físico, sino también el social y emocional. La innovadora función de tono utiliza el aprendizaje automático para analizar la energía y la positividad en la voz de un usuario para que pueda comprender mejor cómo pueden sonar a los demás, lo que ayuda a mejorar su comunicación y relaciones. Por ejemplo, los resultados de Tone pueden revelar que una llamada de trabajo difícil conduce a una menor positividad en la comunicación con la familia de un usuario, una indicación del impacto del estrés en el bienestar emocional.

Tono funciona con tecnologías avanzadas de procesamiento de voz basadas en aprendizaje automático. Las aplicaciones Amazon Halo Band y Halo utilizan algoritmos de detección de voz para captar el habla, eliminar el ruido de fondo y optimizar la duración de la batería. Nuestra IA analiza las cualidades de la voz del cliente, como el tono, la intensidad, el tempo y el ritmo para predecir cómo otros percibirían y describirían el tono de voz del usuario, lo que crea un resumen que puede ver y usar para identificar tendencias en su vida.

Advertisement

Dicho de un modo muy crudo, Amazon Halo Band es capaz de decirme cuando estoy enfadado. No se los demás, pero mi caso particular se resume en este GIF.

That’s my secret, Cap... I’m always angry.
Gif: Marvel / Disney
Advertisement

Quizá estoy exagerando. Quizá una función que me recuerde cuando estoy levantando la voz o cagándome en san dios podría redundar en mi bienestar psicológico, pero ahora mismo la función de Tono de la Amazon Halo Band lo que hace es que tenga ganas de subir el tono.

¿Podría ser peor? Pues sí. La Amazon Band tiene otra función nueva. Con vosotros, Cuerpo (Body). Esto es lo que hace según la compañía.

La investigación médica ha demostrado durante años que el porcentaje de grasa corporal es una mejor medida de la salud general que solo el peso o el índice de masa corporal (IMC), pero las herramientas que miden el porcentaje de grasa corporal pueden ser caras o de difícil acceso. Utilizando nuevas innovaciones en visión por computadora y aprendizaje automático, Amazon Halo permite a los usuarios medir su porcentaje de grasa corporal desde la comodidad y privacidad de su propio hogar, haciendo que esta importante información sea fácilmente accesible. La medición de la grasa corporal de Amazon Halo es tan precisa como los métodos que usaría un médico, y casi dos veces más precisa que las principales básculas inteligentes para el hogar.

Advertisement

O sea, que además de decirme si estoy enfadado, también me dice si estoy gordo. De nuevo no es necesario, Amazon. SIEMPRE ESTOY GORDO. Es lo que tiene trabajar sentado, mitigar la ansiedad comiendo como un animal y no tener tiempo apenas para hacer ejercicio. ¿Qué es lo siguiente? ¿Decirme que visto mal? ¿Que mi peinado no está a la moda? Yo entiendo que Amazon ha diseñado todo esto con buena intención, pero su pulsera cada vez me recuerda más a una de esas parejas tóxicas o esos cuñados que en cuanto te ven te dan una palmadita en la tripa y dicen “¡Te estas poniendo fondooooon!” Esos cuñados a los que precisamente tratas de evitar en las reuniones familiares. ¿Qué le hace pensar a Jeff Bezos que quiero un Brother-in-law-toxic-partner-simulator permanentemente anclado a mi muñeca?

Por si no fuera suficiente, si entras en la página de Amazon en la que describe el funcionamiento de Body descubres que el análisis de la grasa corporal se basa en el análisis de imágenes (sacándote fotos de frente y de perfil con el smartphone). Después calcula el porcentaje de grasa corporal en función de estas imágenes, pero sin distinguir si esta es subcutánea (antiestética pero relativamente inofensiva) o visceral, que es mucho menos visible pero más peligrosa desde el punto de vista de la salud cardiovascular. Igualmente hay personas delgadísimas que pueden parecer sanas pero se beneficiarían mucho de un cierto incremento en su grasa corporal. La aproximación al tema de la grasa corporal de Amazon Halo parece peligrosamente superficial. Eso por no considerar el componente psicológico de que una app te recuerde que no te ajustas a los absurdos cánones de belleza actuales y encima lo haga con una función que permite al usuario verse si tuviera algo más o menos de grasa. Es que solo de escribirlo ya me dan ganas de aferrarme al plato de croquetas y dar buena cuenta de ellas con el ceño fruncido.

Quizá estoy siendo quisquilloso con la Amazon Halo Band porque me recuerda precisamente mi falta de control, pero es que dudo mucho que el incorporar sus recordatorios vaya a mejorar ese control. A nivel de actividad tiene algunas buenas ideas. Distingue, por ejemplo, si el tipo de ejercicio es más o menos intenso y cómo afecta a nuestra salud. El problema es que las funciones de cuerpo y tono me parecen un pelo intrusivas de más en mi intimidad. Eso por no mencionar que me recuerdan dos cosas que ya sé perfectamente. A saber: que tengo sobrepeso y mala actitud en general. La Amazon Halo Band se lanzará en Estados Unidos hoy mismo a un precio de 65 dólares (el precio más adelante será de 100) y con seis meses de suscripción al servicio Amazon Halo. Pasados esos seis meses, el precio de esta app de salud será de 4 euros al mes.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter