Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Google se despide de Stadia publicando el primer juego que desarrolló para la plataforma

Worm Game fue el discreto título con el que los desarrolladores probaron las funciones de Stadia.

We may earn a commission from links on this page.
Un mando de Stadia en una mesa frente a una MacBook.
Foto: Alex Cranz / Gizmodo

Stadia cerrará definitivamente el próximo 18 de enero, pero en Google no quieren echar la persiana sin tener un últimop detalle con los jugadores. Ese detalle se llama Worm Game, y es el primer juego que los desarrolladores de la compañía crearon para la plataforma. Sí se da la curiosa circunstancia de que el primer juego de Stadia será también el último.

Tampoco es que sea un juego triple A. Sus propios creadores lo definen como un título humilde que no llagará a juego del año. Esta es su descripción en la web de la plataforma.

Disfruta del juego que llegó a Stadia antes de que Stadia viera el mundo. “Worm Game” es un humilde título que usamos para probar numerosas funcionalidades de Stadia desde mucho antes de su lanzamiento público en 2019 hasta 2022. No ganará el premio a “Juego del año”, pero el equipo de Stadia pasó MUCHAS horas jugándolo, así que queríamos compartirlo contigo. Gracias por jugar, y por todo.

Advertisement

Por fortuna, el juego no te llevará muchas horas. Al fin y al cabo apenas queda un día para que los servidores cierren definitivamente. Worms Game es un juego 2D muy similar en espíritu al mítico Snake que Nokia popularizó en sus teléfonos.

Stadia quería ser una auténtica revolución en el mundo de los videojuegos con títulos disponibles en servidores y cuyo rendimiento era independiente del dispositivo con el que jugaras. Desafortunadamente, la plataforma no logró amasar la suficiente cantidad de jugadores y Google anunció la cancelación definitiva del proyecto en septiembre de 2022.

Advertisement

Desde entonces, la división de juegos ha estado preparando su cierre, y lo cierto es que el proceso ha sido uno de los más irreprobables que se recuerdan. La compañía no solo devolvió el dinero a los usuarios, sino que hasta liberó las actualizaciones pertinentes para que el mando de Stadia pudiera usarse como mando Bluetooth en otras plataformas. No siempre se ve tanta voluntad de hacer las cosas bien con los consumidores, y el esfuerzo de Google en este sentido es muy encomiable.