Greenpeace exageró con lo controversial de sus campañas esta vez. Parece que la organización pudo haber dañado permanentemente los antiguos geoglifos de Nazca, en Perú, al pisar el suelo del lugar, que es sumamente delicado y sensible. Es un sitio al que ni el Presidente de la nación puede acceder.

Las líneas de Nazca son figuras de animales y plantas que fueron talladas en el suelo del desierto hace más de 1.500 años. Solo pueden ser vistas desde el aire y se cree que tenían relación con rituales astronómicos. El área alrededor de ellas es tan sensible, que una pisada podría permanecer miles de años ahí.

Sin embargo, los activistas de Greenpeace entraron al lugar y colocaron la frase Time for Change! The Future is Renewable (¡Tiempo de cambiar! El futuro es renovable) con letras hechas de algún tipo de tela. Justo al lado de una de las figuras de Nazca. El mensaje iba dirigido a delegados de 190 países en las negociaciones climáticas de la ONU que se celebran en Lima.

Obviamente, los peruanos y su gobierno se ofendieron profundamente por la profanación del área. Incluso se está considerando presentar cargos criminales en contra de la organización y sus activistas antes de que dejen el país.

Advertisement

En la imagen abajo podemos ver el tipo de calzado que utilizaron los activistas para ingresar a Nazca. Claramente, no son los zapatos especiales que se usan normalmente para no dejar huellas.

Por su parte, Greenpeace ya pidió disculpas por su hazaña. El grupo dijo que colaborará con el gobierno para analizar si el sitio fue dañado y dejará de usar las imágenes obtenidas para esa campaña. Su Director Ejecutivo, Kumi Naidoo, está camino a Lima para pedir disculpas en persona al gobierno peruano.

Advertisement

Y aunque Greenpeace afirma que no hicieron daño alguno al lugar, fotografías tomadas del antes y después muestran que sí. La primer imagen abajo muestra la figura del colibrí previa a la intervención de los activistas; en la segunda se observan los daños causados.

Esto seguro enseñará a la organización a tener más cuidado con sus protestas. Vaya manera de dañar un sitio histórico. [Reuters vía iO9]

Imagen de portada: Reuters

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)