Im√°genes: Jeff Bezos

En el interior de una monta√Īa de Texas, a varias horas en coche del aeropuerto m√°s cercano, se encuentra el reloj de los 10.000 a√Īos. Un proyecto que naci√≥ en la mente del ingeniero Danny Hillis en 1986 y que se ha hecho realidad en un terreno des√©rtico de Blue Origin tras una donaci√≥n millonaria de Jeff Bezos.

El propio Bezos anunci√≥ esta ma√Īana que el reloj estaba siendo instalado. ‚Äú150 metros de altura, completamente mec√°nico, impulsado por los ciclos t√©rmicos del d√≠a y la noche, sincronizado con el mediod√≠a solar, un s√≠mbolo del pensamiento a largo plazo‚ÄĚ, tuite√≥ el fundador y CEO de Amazon.

En un video del proceso, varios operarios ensamblan los engranajes y el gigantesco p√©ndulo del mecanismo del reloj. Se encuentran al fondo de una especie de silo perforado verticalmente en la monta√Īa:

Es el famoso ‚Äúreloj de Jeff Bezos‚ÄĚ, aunque √©l solo pusiera el terreno y 42 millones de d√≥lares de su bolsillo. El proyecto est√° liderado por The Long Now Foundation en base a una vieja idea que Danny Hillis ‚ÄĒpor entonces profesor del MIT‚ÄĒ expuso en la revista Wired hace 23 a√Īos:

Quiero construir un reloj que haga ‚Äútic‚ÄĚ una vez al a√Īo. La aguja de los siglos avanzar√° una vez cada cien a√Īos, el cuc√ļ saldr√° una vez cada mil. Quiero que el reloj haga cuc√ļ cada milenio durante 10.000 a√Īos. Si me doy prisa, podr√≠a conseguir acabar el reloj para hacer salir el cuc√ļ por primera vez.

Advertisement

Lo consigui√≥. El primer prototipo del reloj de los 10.000 a√Īos empez√≥ a funcionar el 31 de diciembre de 1999, justo a tiempo para el 2000. A medianoche, el indicador de la fecha pas√≥ de 01999 a 02000 y la campana son√≥ dos veces anunciando el fin del segundo milenio. Ahora ese prototipo de dos metros est√° expuesto en el Museo de Ciencias de Londres:

Im√°genes: The Long Now

Pero Hillis quer√≠a construir un modelo a gran escala, en un lugar alejado de la civilizaci√≥n donde el reloj pudiera dar la hora sin interrupciones a lo largo de diez milenios. El proyecto llam√≥ la atenci√≥n de Jeff Bezos, que puso la pasta y don√≥ una monta√Īa hueca en un terreno √°rido al oeste de Texas, donde tambi√©n pretende levantar un puerto espacial de Blue Origin. Hay otros prototipos en desarrollo, pero gracias a la inyecci√≥n de Bezos, el reloj de los 10.000 a√Īos de Texas ser√° el primero en entrar en funcionamiento.

Advertisement

Todo el mecanismo ha sido fabricado entre California y Seattle con materiales duraderos (pero no particularmente valiosos) para garantizar su longevidad (y disuadir a los saqueadores). Todas las piezas est√°n siendo instaladas a 150 metros de profundidad en un terreno escarpado, con el fin de alejarlas de las inclemencias del tiempo y del vandalismo de la ciudad.

El reloj funcionar√° mec√°nicamente con un enorme peso que cuelga de un engranaje. Se alimentar√° de la energ√≠a t√©rmica que capture de los cambios de temperatura entre el d√≠a y la noche. En un lugar como la cima de una monta√Īa, este diferencial de temperatura es significativo y, por lo tanto, aprovechable. Ser√° el primer reloj que use energ√≠a t√©rmica a esta escala.

Advertisement

Sin embargo, necesitar√° de la ayuda de visitantes humanos si los d√≠as se nublan m√°s de lo esperado. No para seguir avanzando, sino para poder sonar con normalidad. Todo est√° dispuesto para que el reloj toque sus campanas una vez al d√≠a durante los pr√≥ximos 10.000 a√Īos. Lo har√° con una secuencia de notas aleatoria y diferente para cada d√≠a, pero necesitar√° de la energ√≠a extra de los humanos como respaldo. Las personas que lleguen hasta el reloj tendr√°n que darle cuerda con una manivela para ver la hora. De lo contrario, ver√°n la fecha que dej√≥ grabada el √ļltimo visitante.

No ser√° un viaje f√°cil, eso s√≠. Como dec√≠amos, el aeropuerto m√°s cercano est√° a varias horas en coche y el reloj se encuentra en un camino escarpado que se eleva 600 metros por encima de un valle. Me pregunto qu√© pensar√°n nuestros descendientes cuando se encuentren tremenda maquinaria en mitad del desierto dentro de 10.000 a√Īos. Si es que seguimos por aqu√≠.