Mucha gente acostumbra a guardar dinero u objetos de valor en la caja fuerte del hotel cuando viaja. Si eres uno de ellos deberías saber que esas cajas tienen un fallo de seguridad importante que puede o no estar ahí. Todo depende de si el hotel ha reseteado la contraseña por defecto.

Advertisement

Así es. Las cajas fuertes con cerradura electrónica funcionan con la contraseña que el huesped del hotel elija. En teoría, nadie más puede abrir la caja, pero por seguridad hay un código más largo que sirve para saltarse la contraseña en el caso de que al huesped se le haya olvidado o haya que abrirla por alguna emergencia.

Si el técnico que instaló las cajas fuertes hizo bien su trabajo, explicó a la dirección del hotel cómo cambiar esa contraseña maestra. Desgraciadamente no suele ser el caso.

LockPickingLawyer explica que normalmente ni la empresa que instala las cajas ni el personal del hotel se moelstan en cambiar este número en todas las habitaciones. A resultas de ello las cajas mantienen la contraseña de administrador con la que salieron de fábrica. En el caso de este modelo basta con pulsar dos veces la tecla cerrar para acceder al modo superusuario. Después introduces la clave de fábrica (999999) y la caja se abre. No importa cuál fuera la contraseña del huésped. Otros modelos tienen procedimientos similares. [vía LockPickingLawyer]