Foto: Handout/Getty.

Desde que se descubrieran las vulnerabilidades Meltdown y Spectre en los procesadores de Intel fabricados en las últimas dos décadas, la compañía está trabajando para corregirlo. Sin embargo, la última actualización de seguridad para sus procesadores está ocasionando problemas en los PC antiguos.

Advertisement

Algunos ordenadores con procesadores Intel Haswell (cuarta generación) están sufriendo de reinicios repentinos por culpa del último parche, publicado por la compañía para remediar los problemas de Spectre. En un comunicado oficial, Intel recomienda a los usuarios de los PC con estos procesadores que no instalen la última actualización de firmware hasta que publiquen una nueva.

Meltdown y Spectre son un grave problema de seguridad para los procesadores de esta y otras compañías, pero solucionarlos también tiene un gran costo: los parches ocasionarán problemas de rendimiento y ralentarizarán algunos ordenadores.

No obstante, el problema los procesadores Haswell con la última actualización de firmware no está relacionado. Sencillamente, según Intel, el desarrollo de estos parches de seguridad es lo más difícil de remediar Spectre y mitigar su amenaza. Solucionar los problemas de Spectre ha sido todo un reto para varias compañías; Canonical, por ejemplo, tuvo que publicar una actualización de emergencia después de que un parche estuviera dejando inutilizados los PC. [vía Intel / Verge / The Wall Street Journal]