Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Imagen: ESA.

A diferencia de muchos otros fenómenos naturales, como por ejemplo los terremotos, es posible predecir si un asteroide o meteorito va a colisionar con la Tierra. Es por esto que la ESA ha diseñado una nueva propuesta para desviar asteroides que podrían poner en riesgo a la vida en nuestro planeta, y ahora ha recibido luz verde para probarlo.

Advertisement

Los ministros y políticos responsables de la Agencia espacial europea han aprobado la misión Hera, que consiste en enviar dos naves espaciales a un sistema de dos asteroides con el propósito de intentar desviar uno de ellos de su trayectoria, un experimento que, de resultar exitoso, podría convertirse en un sistema de defensa ante el posible riesgo de una colisión con la Tierra.

La misión, un trabajo de la ESA con colaboración de la NASA, estrellará una sonda llamada DART en el asteroide más pequeño del sistema, conocido como Didymoon, a una velocidad de 21.500 kilómetros por hora. Después, la nave espacial Hera sobrevolará el asteroide y después se posará sobre Didymoon para estudiar si ha habido algún cambio en la trayectoria del asteroide, así sea mínimo, y analizará datos del cráter del impacto de DART y la composición del objeto espacial.

Didymoon es un asteroide “pequeño” (aproximadamente del tamaño de la Gran Pirámide de Giza), por lo que es una misión complicada para los responsables de Hera. De todas formas, un asteroide de este tamaño podría ocasionar mucha destrucción en la Tierra, de colisionar, por lo que según la ESA, esta misión quiere convertir a la desviación de asteroides en “una práctica de defensa planetaria real y comprendida”. [ESA vía Engadget]

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

Share This Story

Get our newsletter