La Armada de los Estados Unidos actualmente se encuentra probando varios sistemas de armas láser para derribar drones enemigos, pero esto es solo el comienzo. Oficiales del pentágono han anunciado que ya trabajan en láseres mucho más potentes, tanto así como para derribar aviones enemigos.

El teniente general James Dickenson, comandante de la división de defensa espacial y de misiles de la Armada, asegura que ya están trabajando en láseres con un potencial de hasta 100 kW, casi diez veces más potentes que los prototipos actuales. Con estos sistemas de armas láser podrían derribar aviones enemigos e incluso misiles que amenacen regiones o navíos militares al confundir sus sensores, gastando una mínima cantidad de dinero, a diferencia de cuando disparan misiles que cuestan 3 millones de dólares.

Originalmente estos sistemas fueron pensados para defender buques y portaaviones de drones espías y de combate, pero han los láseres militares han evolucionado hasta tal punto que cada vez son más pequeños y potentes. Las pruebas de estos láseres más potentes comenzarán a mediados de 2018, con sistemas de más de 50 kW montadfos en vehículos como el HEL-MTT que ves al inicio de estas líneas.

Sin embargo, para el año 2022 planean probar sistemas láser de 100kW en vehículos más compactos, lo que le permitirá al ejército usarlos al frente del campo de batalla para defender sus tropas de ataques aéreos. El futuro en el que veremos aviones, buques y coches armados con láseres está cada vez más cerca. [Breaking Defense vía Popular Mechanics]

Advertisement


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.