Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

La Casa del Dragón corrige la escena de Juego de Tronos que menos le gustaba a George R.R. Martin

El episodio de anoche respetó la visión del autor de una cacería real

By
We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado La Casa del Dragón corrige la escena de Juego de Tronos que menos le gustaba a George R.R. Martin
Imagen: Ollie Upton/HBO

HBO no ha tenido reparos en tratar de quitarle protagonismo al muy popular estreno de El señor de los anillos: Los anillos de poder de Amazon, entre otras cosas con una escena de batalla abrasadora (literal y figurativamente) en el episodio de anoche. Pero resulta que el tercer episodio de La Casa del Dragón, El segundo de su nombre, tiene un elemento posiblemente más importante, al menos para el autor de Juego de Tronos, George R.R. Martin: porque respetó su visión de algo que la serie original arruinó.

Ese algo es la cacería real a la que Viserys asistió anoche para celebrar el segundo cumpleaños de su hijo Aegon. Robert Baratheon participó en una en el sexto episodio de la primera temporada, “Una corona de oro”, que resultó ser la escena menos favorita de Juego de Tronos de Martin, según James Hibbard de The Hollywood Reporter. Hibbard escribió el libro El fuego no puede matar a un dragón, una historia detallada de la creación de la serie, en la que Martin le dijo:

“Donde realmente tropezamos en términos de presupuesto fue mi escena menos favorita de toda la serie en las ocho temporadas: el rey Robert va de caza. Cuatro tipos caminando a pie por el bosque con lanzas y Robert criticando a Renly. En el libro, Robert se va de caza, nos enteramos de que un jabalí lo corneó, lo traen de vuelta y muere. Así que nunca escribí una escena de caza. Pero sabía cómo era una cacería real. Habría habido cien chicos. Habría habido pabellones. Habría habido cazadores. Habría habido perros. Habrían sonado cuernos, ¡así es como un rey se va de caza! No habría estado caminando por el bosque con tres de sus amigos sosteniendo lanzas con la esperanza de encontrarse con un jabalí”.

Advertisement

Si ves los dos episodios, hay una marcada diferencia entre cómo las series manejan los eventos, al igual que hay una marcada diferencia entre los presupuestos de ambas: $20 millones por episodio para La Casa del Dragón, frente a $6 millones por episodio cuando Juego de Tronos apenas estaba comenzando. Así que es comprensible que Juego de Tronos no haya podido igualar el esplendor de La casa del Dragón, pero es algo que claramente seguía molestando al autor nueve años después (y aparentemente más que todo lo que sucedió en la octava temporada). Martin aún no ha comentado nada sobre la nueva escena, pero seguramente debe estar complacido, lo cual es bueno. Lo ha pasado mal últimamente.