Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La ciencia captura imágenes impresionantes del posible nacimiento de un planeta

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: El disco alrededor de AB Aurigae (ESO/Boccaletti et al.)

A 530 años luz de distancia se encuentra la estrella joven AB Aurigae. Hace un par de años los astrónomos descubrieron un curioso patrón de perturbaciones en espiral en el disco protoplanetario que la rodea. Ahora, un nuevo estudio parece haber encontrado una respuesta a la característica: estamos ante un planeta en formación, y de ser así, de la primera evidencia directa de la formación de un planeta “bebé”.

Advertisement

En el trabajo de los investigadores, publicados en Astronomy & Astrophysics, se compara a dicho planeta con un bote en un lago. A medida que gira, deja una estela en el disco de gas. Pero el planeta también está capturando parte de ese gas, creando un patrón en espiral y, en particular, un extraño giro. Estas cadenas de gas tan peculiares que alcanzan la misma región apuntan a la presencia de un planeta invisible. Según cuentan en su publicación:

En la etapa inicial de la formación del planeta, las simulaciones hidrodinámicas indican que el proceso de acreción genera en el lugar del planeta un patrón espiral interno y externo debido a las resonancias de Lindblad inducidas por las interacciones disco-planeta. Si bien este paso crucial está bien documentado por trabajos teóricos, las evidencias de observación son raras y no totalmente concluyentes.

De esta forma, han obtenido nuevas imágenes históricas del proceso en acción. De estar ahí, el planeta estaría tan lejos de AB Aurigae como Neptuno del Sol, aproximadamente 4.500 millones de kilómetros. Según el investigador Anthony Boccaletti, autor principal del estudio:

Necesitamos observar sistemas muy jóvenes para capturar realmente el momento en que se forman los planetas. Hasta ahora se han identificado miles de exoplanetas, pero se sabe poco sobre cómo se forman.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Izquierda: El disco alrededor de AB Aurigae- Derecha: una versión ampliada de la parte central de la imagen. (ESO/Boccaletti et al.)

Gracias a las nuevas observaciones, tanto la espiral interna como el giro eran visibles, lo cual es muy importante, ya que corroboran algunas ideas actuales sobre cómo podrían nacer los planetas. Para la coautora Anne Dutrey:

El giro se espera de algunos modelos teóricos de formación de planetas. Corresponde a la conexión de dos espirales, una que se enrolla hacia adentro de la órbita del planeta y la otra que se expande hacia afuera, que se unen en la ubicación del planeta. Permiten que el gas y el polvo del disco se acumulen en el planeta en formación y lo hagan crecer.

Cuentan los investigadores que el gigantesco Telescopio ESO que se está construyendo en Chile en este momento tendrá la capacidad de ver dicho sistema aún más en profundidad. De ser así, podrá confirmar si el planeta “bebé” realmente está llegando a existir. [Astronomy & Astrophysics via Vice]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter