Se llama Portal 3D, y saldrá esta misma semana hacia la ISS para convertirse en la primera impresora 3D en órbita. Se trata de un inyector de plástico ABS adaptado a su uso en el espacio, y su primera misión será comprobar cómo de bien funciona esta técnica de fabricación aditiva en microgravedad.

La impresora la ha desarrollado una joven empresa con el apropiado nombre de Made in Space. Antes de dejar la impresora lista para subir a la ISS, el prototipo ha pasado por más de 30.000 horas de impresión y más de 400 vuelos parabólicos para simular microgravedad durante un breve periodo de tiempo. Ahora se enfrenta a su prueba definitiva a bordo de la estación.

Los astronautas de la ISS tienen instrucciones de imprimir y probar 20 piezas cuyos planos ya están cargados en la Portal 3D. Si demuestra ser eficiente, podría abrir la puerta a toda una nueva manera de construir estructuras en el espacio. [vía NASA]

Fotos: Made in Space

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)