Foto: Alpha / Flickr, bajo licencia Creative Commons

Un puesto de comida abierto a altas horas de la madrugada rodeado de una corte de personas comiendo como si no hubiera un ma√Īana. La escena se repite en todos los rincones del mundo por una buena raz√≥n: beber mucho alcohol da mucha hambre. Un nuevo estudio ha descubierto por qu√©.

Cualquiera podr√° decir que investigar eso es una p√©rdida de tiempo. Basta con abusar de las cervezas para comprobarlo emp√≠ricamente. Sin embargo hasta ahora no se hab√≠a descubierto el mecanismo exacto por el que el cerebro dispara todas las alarmas del hambre despu√©s de una ingesta de alcohol excesiva. De hecho, es un poco contrario a la l√≥gica porque el alcohol ya tiene un mont√≥n de calor√≠as. Que nuestro cuerpo nos pida a√ļn m√°s no tiene mucho sentido.

Tampoco tiene que ver con que el cuerpo nos pida llenar el est√≥mago para compensar todo el l√≠quido, ni con ingerir grasa para que ‚Äúabsorba‚ÄĚ el alcohol. La causante de que beber alcohol nos de hambre es la prote√≠na r-agouti (AgRP por sus siglas en ingl√©s). La AgRP es un neurop√©ptido que se origina en el hipot√°lamo y juega un papel crucial en la gesti√≥n del apetito y el gasto energ√©tico.

La funci√≥n de la AgRP se conoce desde hace tiempo, pero un equipo de investigadores del Instituto Francis Crick, en el Reino Unido, han encontrado un v√≠nculo entre la ingesta excesiva de alcohol y un s√ļbito incremento en la actividad de la prote√≠na. De momento, el v√≠nculo se ha probado solo en ratones, pero los humanos tenemos el mismo sistema para controlar el apetito, as√≠ que es probable que el efecto muy similar. Tras inyectar un nivel de alcohol en sangre equivalente a tomarse 10 pintas de cerveza, el cerebro de los ratones experimenta un aumento del nivel de r-agouti. Curiosamente, el nivel m√°ximo de la prote√≠na sucede al d√≠a siguiente de la ingesta de alcohol. Los investigadores a√ļn no est√°n seguros de por qu√©.

Advertisement

El estudio servirá para tratar de romper el vínculo entre alcohol y obesidad. Actualmente, la ingesta de bebidas alcohólicas es una de las mayores causas de sobrepeso en el mundo. [vía Science Alert]