Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La FDA recomienda a todo Estados Unidos tirar sus cebollas debido a un brote de salmonella

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Bukhta Yurii (Shutterstock)

¿Tienes una cebolla en la cocina y vives en Estados Unidos? ¿Sabes exactamente de qué granja proviene? Si no puedes contestar a esta última pregunta es mejor que tires la cebolla y compres otra. La FDA ha recomendado a todo el país deshacerse del alimento debido a un brote de Salmonella.

Advertisement

El brote en cuestión procede (probablemente) de Thomson International, un proveedor californiano que suministra a todo el país. Por supuesto, no es el único, pero a menos que hayas cultivado la cebolla tú mismo o esta aún conserva la etiqueta y sepas positivamente de dónde procede es mejor que no arriesgues tu salud por un puñado de dólares. Por cierto, la petición de la FDA afecta a todos los tipos de cebolla, sean rojas, blancas o dulces.

Las intoxicaciones por salmonella se están convirtiendo en algo tristemente habitual en Estados Unidos. En 2018 y 2019 la FDA ordenó a los consumidores retirar la lechuga romana por sendos brotes de esta bacteria. De momento, el brote que afecta a la cebolla ya ha enfermado gente en 11 estados.

Advertisement

La salmonella muere con el calor de la cocción, así que has comido cebolla sospechosa pero antes la has cocinado de alguna forma, probablemente no corras ningún riesgo. La cuestión es que no estamos acostumbrados a tomar con la cebolla las mismas precauciones que tomamos al cortar, por ejemplo, la carne o el pollo crudos, por lo que la vía de entrada podría ser algo tan sencillo como no haberse lavado las manos después de cortar una cebolla contaminada.

Advertisement

Según el CDC, la cebolla tiene un tiempo de incubación de 6 a 72 horas desde la ingestión hasta que la persona comienza a mostrar síntomas. Si crees que estás enfermo de salmonelosis, el CDC recomienda que te pongas en contacto con tu médico, pero también que anotes todo lo que recuerdes haber comido en los últimos días. Es probable que un representante del departamento de salud se ponga en contacto contigo para apuntar todos esos alimentos y tratar de localizar la fuente de la contaminación. [FDA]

Share This Story

Get our newsletter