Los que vivimos en zonas donde hay acumulación de roedores sabemos que hay todo tipo de trampas para cazar ratones, unas más “sanguinarias” que otras. Desde la típica trampa con cebo hasta las “pegatinas” con las que decides qué hacer con la criatura al día siguiente. Aquí va una fórmula más “humana”.

Lo de “humana” no lo digo yo, lo dice Shawn Woods, el youtuber que explica cómo alguien le envió un enlace a un video que había sido publicado hacía siete años. En aquella pieza un tipo cazó accidentalmente tres ratones dejando un poco de aceite en un bol.

Woods decidió probar si era verdad, así que vertió un poco de aceite de cacahuete en un bol grande, conectó una cámara, y lo dejó toda la noche en su establo (donde dice tener muchos roedores) para ver si al día siguiente atrapaba algún ratón.

El resultado es un éxito. Hasta siete ratones se subieron al borde del bol y se deslizaron quedando atrapados en el aceite, imposibilitando el regreso tan resbaladizo. ¿Y después? Lo que hagas con las criaturas en este punto es cosa de cada uno. En el caso de Woods, el hombre los lava para utilizarlos en otras demostraciones de trampas en su canal. [BoingBoing]