Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
La Huawei MatePad Pro está lista para plantar cara al iPad Pro, pero no llegará lejos sin aplicaciones

La Huawei MatePad Pro está lista para plantar cara al iPad Pro, pero no llegará lejos sin aplicaciones

Hace algo menos de un lustro, Apple decidió reinventar el concepto de tableta con su iPad Pro. Cinco años más tarde, muchas marcas han intentado seguir su estela, pero ninguna ha logrado hacer un producto redondo que le haga sombra. La nueva MatePad Pro de Huawei podría ser un gran contendiente que plantase cara al iPad Pro de Apple, pero lamentablemente sigue arrastrando el mismo problema que tienen ahora todos los dispositivos Huawei: las aplicaciones.

Por si alguien no se ha enterado a estas alturas de la película, en mayo de 2019 Estados Unidos decidió meter a Huawei en su lista negra de empresas después de acusarla de espionaje. En la práctica, esto hace que ningún teléfono o tablet Huawei puedan traer las aplicaciones y los Servicios de Google ya instalados, y esto —al menos a día de hoy— limita mucho el uso que podemos hacer de sus dispositivos.

El problema realmente no está en que no podamos utilizar las apps de Google. Para algunas, como Gmail o Chrome, existen infinidad de alternativas iguales o mejores, y para otras, como YouTube, siempre podemos recurrir a su versión de navegador. Lo verdaderamente problemático es no tener acceso a la Play Store, porque eso supone despedirse por completo de miles de aplicaciones a las que no tendremos acceso de ninguna otra manera. Y este es el verdadero drama de la nueva MatePad Pro, porque por lo demás, es una de las mejores tablets Android que existen ahora mismo.

Portabilidad y una pantalla bien aprovechada

Si algo llama la atención de esta tableta nada más cogerla es que resulta bastante ligera: tan solo 462 g de peso, lo cual resulta sorprendente para un aparato de esas dimensiones, y hace que se encuentre a medio camino entre sus dos grandes rivales, la Samsung Galaxy Tab S6 (420g) y el iPad Pro (471g).

Por lo general, el diseño es muy discreto. Sus líneas curvas y la simetría de la tableta —salvo por el módulo de la cámara frontal— hace que resulte especialmente estilizada; y el recubrimiento en fibra de vidrio y el acabado mate le dan un aire premium a la tablet.

Su pantalla merece mención aparte. Se trata de un panel LCD QHD (2560 x 1600) de 10,8 pulgadas realmente bueno. Esta pantalla posiblemente esté un peldaño por debajo de la del iPad Pro, pero los resultados en términos de brillo, color y nitidez hacen que siga siendo estupenda para disfrutar de contenido multimedia, y he disfrutado de lo lindo leyendo cómics en ella. Tiene un ratio de pantalla 16:10 que, aunque no sea lo ideal para ver vídeos, puede llegar a tener algo más de utilidad cuando hacemos multitasking con dos aplicaciones a la vez.

Si algo parece fuera de lugar en el diseño es el agujero frontal de la cámara. Cada vez que agarro la tablet no puedo evitar preguntarme si de verdad no había forma de incluir el agujero de la cámara frontal en el marco de la pantalla, aunque al rato de usarla me olvido por completo de que está ahí.

Sorprende también que una tablet en este rango de precios no tenga lector de huellas debajo de la pantalla. Es cierto que el desbloqueo facial es lo suficiente fiable como para que no lo echemos mucho en falta, pero el lector de huellas está ya tan extendido en nuestros dispositivos que se hace raro no verlo en una tablet de gama alta.

Sin embargo, todas estas ligeras pegas se hacen a un lado ante el verdadero problema de este dispositivo: las aplicaciones.

La pantalla es estupenda para consumir todo tipo de contenido multimedia.
Imagen: Julio Cerezo
La pantalla es estupenda para consumir todo tipo de contenido multimedia.
Imagen: Julio Cerezo

Los Servicios de Google y la alternativa de Huawei

Hablemos claro: ¿Se puede vivir sin los Servicios de Google? Se puede. ¿La experiencia es mucho peor así? Lo es. Ante la situación de tener un móvil sin los Servicios de Google, lo primero que intenté fue probar suerte en AppGallery, la alternativa de Huawei a la Play Store. Lamentablemente, y aunque la empresa china está ofreciendo mucho dinero a los desarrolladores para que migren sus aplicaciones a su plataforma, sigue habiendo muy poca oferta donde elegir.

En AppGallery faltan aplicaciones básicas que cualquiera de nosotros tenemos en el teléfono móvil, como Twitter, Spotify, Disney Plus, Instagram, HBO... pero también se echa en falta otras apps que aprovechen todo el potencial de la tableta, como Lightroom, Adobe Draw o Sketch. De poco sirve tener un stylus tan bueno como el que ha hecho Huawei si apenas se puede usar en un par de aplicaciones de notas. Lo que nos lleva al siguiente punto: tratar de instalar los Servicios de Google.

Una búsqueda rápida en Google te devolverá infinidad de vídeos y tutoriales sobre cómo instalar los dichosos servicios. ¿Chupado, no? Nada más lejos de la realidad. No es que el proceso en sí sea complicado, pero los métodos de instalación van quedándose desactualizados con el tiempo y dar con uno que funcione en tu tablet es un proceso de prueba y error bastante tedioso.

También está el añadido de la seguridad, claro. Al final con este método lo que estamos haciendo es instalar versiones más antiguas de ciertas aplicaciones y procesos del sistema que tienen puertas traseras conocidas, así que no está de mal tenerlo en cuenta a la hora de elaborar tu propia lista de pros y contras. Esto también tiene el contratiempo añadido de que alguna aplicación no funcione al detectar que no tenemos actualizado uno de estos servicios internos de la tablet, aunque he de reconocer que solo me he encontrado con este problema en una ocasión.

El stylus y la pantalla casan muy bien. Si te gusta dibujar la tablet adquiere un sentido completamente nuevo.
Imagen: Julio Cerezo
El stylus y la pantalla casan muy bien. Si te gusta dibujar la tablet adquiere un sentido completamente nuevo.
Imagen: Julio Cerezo

Pasar de un 600 a un Ferrari

Usar esta tablet después de instalar los Servicios de Google es como pasar de un 600 a un Ferrari, y con la Play Store ya activa es cuando de verdad se puede aprovechar al máximo este dispositivo. Su procesador Kirin 990 y sus 6GB de RAM aguantan perfectamente el envite de aplicaciones exigentes como Lightroom o Illustrator Draw, y ni pestañea tampoco con juegos como Call of Duty: Mobile o Asphalt 9.

Su batería de 7.250 mAh no es poca cosa. Con un uso normal suele aguantar alrededor de 2 o 3 días, y eso traducido en horas de pantalla queda entre 5 y 7, dependiendo también del uso que hagas de los periféricos. Lo mejor es que admite carga inversa de 7.5 W y carga rápida de 40 W, pero desafortunadamente el cargador que viene en el pack solo llega hasta 20 W.

El stylus de Huawei —bautizado como M-Pencil— es el mejor escudero que podría tener esta tablet. Es cómodo de sostener, preciso (tiene hasta 4096 niveles de presión) y emparejarlo es un proceso tan simple como pegarlo al lateral de la MatePad Pro. Si tuviésemos que buscarle una pega podría ser que tiene algo más de latencia que el Apple Pencil, pero sigue siendo un stylus sobresaliente.

En cambio, a la funda con teclado de Huawei es más fácil verle las costuras. Aunque las teclas tienen buen recorrido y un tacto agradable, el teclado tiene un fallo que lo condena por completo: solo está disponible en versión inglesa. Eso significa que nada de “Ñ” ni de tildes, así que si vas a querer escribir mucho en la MatePad Pro, probablemente esta funda no esté echa para ti. Viendo que las fundas con teclado de sus competidores directos incluyen hasta touchpad, Huawei tiene trabajo por delante en este apartado.

¿Merece entonces la pena la Huawei MatePad Pro?

Es difícil emitir un veredicto único sobre la nueva MatePad Pro. Sin duda Huawei ha conseguido fabricar una pieza de hardware excelente: tiene un buen procesador, una pantalla estupenda y una batería solvente; pero el asunto de las aplicaciones puede estropear por completo la experiencia.

Si eres un poco expeditivo, no tardarás en solventar lo de las aplicaciones de Google, y por 600 euros —un precio más suculento que las alternativas de Samsung, y sobre todo, Apple—podrás hacerte con una tablet muy buena con stylus y teclado incluidos. Sin embargo, si lo que buscas es una tablet para trabajar y que sustituya a tu ordenador portátil, verás que lo que ofrece la MatePad Pro —sobre todo debido a su funda con teclado— se antoja insuficiente.

En resumen

  • La pantalla entra por los ojos y es estupenda para disfrutar de contenido multimedia como cómics o películas.
  • La tienda de aplicaciones de Huawei todavía está muy verde y está llena de anuncios.
  • Si conseguimos instalar los Servicios de Google la cosa cambia. Mucho.
  • La funda con teclado de Huawei tiene bastantes cosas con mejorar, pero el stylus es muy bueno.
  • La tablet tiene potencia más que de sobra para gestionar las apps más exigentes.
  • El precio de la tablet+stylus+teclado sigue siendo muy atractivo a pesar de que haya que lidiar con el drama de las aplicaciones.

Share This Story

Get our newsletter