La torre móvil de lanzamiento antes de las modificaciones. (Foto: NASA)

La NASA tiene en sus planes realizar el primer lanzamiento del Space Launch System (SLS), su nuevo y gigantesco cohete, en el año 2019. Este se llevará a cabo desde una plataforma móvil que han creado para ello, con un costo de casi 1.000 millones de dólares. Pero la plataforma se está doblando.

Advertisement

Un nuevo reporte asegura que la plataforma llamada “Mobile Launcher”, o ML, se está inclinando hacia un lado y además su estructura se está doblando. La NASA ha confirmado parcialmente el reporte, asegurando que la inclinación no es tan drástica como para necesitar reparaciones o modificaciones correctivas, al menos por ahora. De necesitarlas, la NASA ya está estudiando un plan de contingencia.

Originalmente esta plataforma de lanzamiento y su torre fueron diseñadas para el lanzamiento de los nuevos cohetes Ares de la NASA, pero después de que su desarrollo fuera cancelado y la NASA comenzara a trabajar en el SLS, la agencia espacial decidió modificar la misma plataforma móvil para usarla con el nuevo cohete.

Pero el proyecto salió mucho más costoso de lo que podrían haber imaginado. La plataforma originalmente iba a tener un costo de 234 millones de dólares, pero la NASA terminó gastando 912 millones de dólares, y las modificaciones han tardado unos 8 años. Además, si sus problemas siguen empeorando, se estima que la NASA solo podrá usar la plataforma para el lanzamiento debut del SLS y después tendrán que construir una nueva. [NASASpaceflight vía Ars Technica]

Advertisement

Foto: NASA.