La NASA prueba con éxito su futuro platillo volante a Marte

La NASA ha probado este fin de semana su nave LDSD, una cápsula con forma de platillo volante que algún día podría utilizarse para enviar suministros a Marte. En el lanzamiento, realizado en Hawaii, el aparato se elevó primero 36 kilómetros con un globo de helio, luego activó su propulsor central para llegar a los límites de la estratosfera, a 54 kilómetros. Debajo, los vídeos de la prueba y más fotos.

Advertisement

El LDSD, o Desacelerador Supersónico de Baja Densidad (Low-Density Supersonic Decelerator) es una cápsula experimental que la NASA lleva tiempo desarrollando en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California. Esta especie de platillo volante impulsado por un cohete no está pensado para llevar tripulantes. Es un vehículo autónomo de gran capacidad para enviar suministros a la superficie de Marte.

La prueba fue un éxito, según la NASA, aunque el paracaídas que utilizó en el descenso no se llegó a desplegar correctamente, modificando parcialmente su trayectoria (se puede ver en el segundo vídeo debajo). El vehículo utilizó sus dos sistemas para el descenso: un tubo inflable de kevlar que rodea toda la estructura y un enorme paracaídas confeccionado con la misma fibra de alta resistencia.

En esta imagen, el platillo con el cohete activado una vez ha dejado atrás el globo de helio:

Advertisement

Debajo las fotos de su recuperación y los vídeos de la prueba:

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story