¿Puedes imaginar un mundo en el que al quedarte sin gasolina en el automóvil, tuvieras que abandonarlo y comprar otro? Pues ese es precisamente el mundo de los satélites, y es tan caro como parece. La solución aún tardará, pero está ya probándose en la ISS. Se trata de un robot mecánico de satélites.

Lo del combustible no es el único problema para las compañías que financian la puesta en servicio de satélites de todo tipo. Un panel solar que no se despliega como debe, un cortocircuito, o el choque fortuito contra una partícula de basura espacial y un satélite en órbita pasa automáticamente a ser chatarra inservible. La NASA lleva años estudiando una manera de solucionar este problema. Hasta tiene una departamento dedicado en exclusiva a esa tarea, el Satellite Servicing Capabilities Office o SSCO.

El problema es que diseñar y fabricar un robot de este tipo es una tarea mucho más compleja de lo que parece. Los primeros experimentos, en 2013, buscaban hacer viable el abastecimiento de combustible líquido en el espacio. Algo similar a como rellenan los tanques de combustible los aviones en pleno vuelo, pero en el espacio.

El sistema pronto se ha convertido en una iniciativa más amplia. Los astronautas de la Estación Espacial Internacional han comenzado a probar estos días VIPIR (Visual Inspection Poseable Invertebrate Robot). Literalmente, es un robot dotado de un brazo robótico, tres cámaras y el equivalente espacial de una caja de herramientas modular. Una de las cámaras está en la punta de un boroscopio, que no es otra cosa que un tubo flexible pensado para introducirse dentro de una máquina e inspeccionar sus componentes.

De momento, VIPIR está probando su valía en la ISS junto al robot externo DEXTRE. Si las pruebas salen bien, el programa continuará afinándo sus componentes hasta que un día se convierta en un mecánico en órbita capaz de alargar la vida útil de nuestros satélites. Frank Cepollina, antiguo técnico del Hubble y actual responsable en el departamento SSCO lo tiene muy claro: “Nuestra visión es un futuro en el que robots equipados con un conjunto de herramientas puedan ayudar a diagnosticar y solucionar problemas técnicos en satélites para extender su vida útil.” [vía NASA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)