Actualizado (23/9/2014): La √ļltima especificaci√≥n del est√°ndar ha a√Īadido la posibilidad de dedicar un canal a una se√Īal Displayport a las conexiones Type-C.

Las conexiones Micro USB tienen los d√≠as contados. Con el salto al protocolo USB 3.0 mantener ese formato de puerto -hoy utilizado en la mayor√≠a de tel√©fonos, tabletas y perif√©ricos- es poco pr√°ctico. Los dispositivos que quieren sacar partido de las ventajas del nuevo protocolo, incluida la mayor capacidad de carga, tienen que utilizar un nuevo formato extendido que a√Īade cinco pines.

Lo que deber√≠a ser una conexi√≥n est√°ndar se ha convertido en un peque√Īo l√≠o. No hay problema, la alternativa est√° en camino. La nueva conexi√≥n Type-C ya est√° lista para entrar en producci√≥n.

Advertisement

Pero es una soluci√≥n bastante chapucera. A primera vista tiene todo lo que se le puede pedir a un puerto hoy en d√≠a. Es reversible, peque√Īo (mismo tama√Īo que Micro USB) y soporta transferencia de datos a alta velocidad. Por supuesto no es compatible con los dispositivos actuales, necesita un adaptador. Pero esto es hasta cierto punto l√≥gico. Despu√©s de todo hablamos de una conexi√≥n f√≠sicamente diferente. Tarde o temprano los tel√©fonos y tabletas vendr√°n equipados con ella.

El problema es que en el nuevo puerto se han tomado decisiones de dise√Īo poco pr√°cticas. La m√°s evidente es que este USB usa una conexi√≥n hembra disfrazada de macho con un receptor macho disfrazado de hembra. ¬ŅPor qu√©? Una de las mejores caracter√≠sticas de Lightning -el puerto de conexi√≥n que usa Apple- es que el conector es una simple leng√ľeta de pl√°stico, sin ning√ļn tipo de caperuza. Esto hace que sea mucho m√°s f√°cil fabricar la conexi√≥n y elimina recovecos en los que pueden entrar suciedad, sobre todo cuando se transporta el cable en el bolsillo o el bolso.

Advertisement

La conexi√≥n Lightning no es perfecta, tiene sus propios problemas de dise√Īo. Algunos cables muestran oxidaci√≥n en las terminaciones y la calidad de los refuerzos en los extremos deja mucho que desear -es f√°cil ver bultos por tensi√≥n mec√°nica en los extremos despu√©s de un a√Īo-. Pero el dise√Īo de la conexi√≥n en s√≠, la forma de leng√ľeta reversible, es una de las mejores ideas para un cable de conexi√≥n que usamos como poco una vez al d√≠a.

Sin chip, pero no programable

Una segunda oportunidad perdida es que en un intento por mantener cierta compatibilidad con el est√°ndar USB, no se ha aprovechado la ocasi√≥n para redefinir su funci√≥n del cable. USB naci√≥ como un puerto pensado para conectar perif√©ricos a un PC, no tel√©fonos y tabletas a, por ejemplo, la televisi√≥n o unos altavoces. Tiene s√≥lo dos canales dedicados a transferencia de datos (entrada y salida). Con USB 3.0 se a√Īaden cinco nuevos pines, pero la filosof√≠a es la misma.

Advertisement

Cada uno de los lados de este conector Type-C tiene, por tanto, 9 pines. Las conexiones est√°n duplicadas. Esto hace mucho m√°s f√°cil el dise√Īo del cable. No hace falta, como en el caso de Lightning, un chip que asigne a cada conector una funci√≥n seg√ļn las necesidades en un momento dado, pero la desventaja es que los pines no son programables.

Para quienes crecimos con cinco puertos diferentes de entrada/salida de periféricos en el PC, USB ha sido una bendición. Fue creado, sin embargo, para un uso muy diferente al que tenemos hoy en día, y el salto a USB 3.0 y este nuevo Type-C podría haber sido una excusa perfecta para hacer una renovación mucho más completa del estándar.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)