El gobierno espa√Īol ha aprobado hoy el anteproyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI) que permitir√° perseguir a webs de enlaces que, supuestamente, permitan la llamada "pirater√≠a" de contenidos. La tramitaci√≥n de la Ley no se realizar√° hasta finales de a√Īo pero, una vez aprobada por completo, dar√° luz verde a una comisi√≥n gubernamental para perseguir p√°ginas web cuya ‚Äúprincipal actividad sea la de facilitar de manera espec√≠fica y masiva la localizaci√≥n de obras y prestaciones que indiciariamente se ofrecen sin autorizaci√≥n". Traducido: cerrar p√°ginas de enlaces como medida para luchar contra la "pirater√≠a".

El proyecto de Ley se ha bautizado como Ley Lassalle en referencia a José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura y uno de los principales impulsores del proyecto.

Esta normativa ser√° a√ļn m√°s dura que la anterior (conocida como Ley Sinde) porque perseguir√° tanto a las webs de enlaces como a los intermediarios de esta, independientemente de d√≥nde est√©n ubicados los servidores del servicio. Adem√°s, un nuevo sistema de multas podr√≠a imponer sanciones de entre 30.000 y 300.000 euros si no se atienden a las peticiones de contenidos realizadas por la Comisi√≥n gubernamental designada.

Este nuevo anteproyecto de reforma de la LPI sale adelante a pesar de que numerosas sentencias judiciales en Espa√Īa han exculpado de forma casi un√°nime a las webs de enlaces acusadas en procesos anteriores.

El proyecto de ley prevé además restringir fuertemente el concepto de copia privada a aquella que se realiza de un contenido adquirido de forma comercial y sobre un soporte original comprado. Esto podría afectar directamente a contenido digital alquilado o prestado.

Advertisement

Internautas, empresarios y colectivos de industrias culturales han expresado su rechazo directo a este proyecto de Ley por considerarlo desproporcinado, ineficiente y, sobre todo, por a√Īadir inestabilidad jur√≠dica al desarrollo de negocios y actividades online.

Foto: Pavel Ignatov / Shutterstock