Fue uno de los casos más recientes que demostraron lo obsoletas que están las leyes de copyright actuales. Seguro que recuerdas al macaco que se hizo un selfie con la cámara del fotógrafo británico David Slater. Este argumentaba que el copyright de la imagen era suyo y la Wikipedia del mono. Saltó la polémica. Ahora, la oficina de copyright de EE.UU. le ha quitado la razón al fotógrafo: los selfies de animales no tienen copyright.

La oficina de copyright de EE.UU. ha publicado un nuevo borrador de sus pr√°cticas en las que establece espec√≠ficamente que los "trabajos creados por la naturaleza, animales o plantas" o (atenci√≥n) "supuestamente creados por seres supernaturales o divinos" no pueden estar sujetos a copyright. Es decir, son de dominio p√ļblico. Solo las obras creadas por humanos est√°n protegidas por la ley. Y da una lista de ejemplos de creaciones que quedan exentas de copyright, entre ellas fotos tomadas por un mono o dibujos hechos por elefantes. Puedes consultar el documento completo aqu√≠ (PDF de 1.200 p√°ginas).

La decisión de la oficina de patentes estadounidense es importante porque crea un precedente y zanja (al menos en ese país) el debate que se había abierto sobre la propiedad de la famosa foto del macaco. Sin embargo, sigue siendo un intento de regular algo irregulable.

Por muchas listas y excepciones que se creen, es muy probable que vuelvan a surgir nuevos casos no cubiertos por la ley. Eso sin tener en cuenta que cada país tiene una ley de propiedad intelectual diferente. De momento, en EE.UU., los monos han ganado sin quererlo la batalla. [Copyright.gov vía LA Times]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)