Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Foto: Pixabay

Quizá hayas estado alguna vez en uno de esos supermercados modernos en los que pulverizan las verduras frescas con una niebla de agua. Las lechugas y los tomates lucen fantásticos en el expositor, pero esa es no la única razón por la que se hace. La otra tiene que ver con cobrarte más.

Pulverizar agua sobre las frutas y verduras es una forma de que estas luzcan más frescas y apetitosas, pero no necesariamente mas saludables. De hecho, el exceso de humedad puede alentar el crecimiento de microorganismos perjudiciales. En otras palabras, que las zanahorias que acabas de comprar luzcan húmedas y fragantes no te exime de lavarlas.

Advertisement

No, la otra razón para rociar agua sobre frutas y verduras es un efecto secundario tremendamente conveniente para el supermercado: aumentar o mantener su peso.

La fruta y verdura cortada tiende a deshidratarse y a perder peso. Pulverizar agua sobre ella contribuye a rehidratarla para evitar esta pérdida de agua, pero también hace que el peso se incremente. Según algunos medios como Taste of Home, una verdura empapada en agua puede pesar hasta un 25% más que una seca. El remedio, por fortuna, es sencillo. Tan solo hay que sacudir vigorosamente el vegetal antes de pesarlo para deshacerse del exceso de agua que pueda tener. [Taste of Home vía Mental Floss]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter