La necrópolis de Saqqara, en la ribera occidental del Nilo, acoge un monumento que es a la vez patrimonio de la humanidad, la estructura de piedra cortada más antigua conocida, y la pirámide más antigua de Egipto. Ese monumento es la pirámide escalonada de Zoser, y corre peligro de acabar convertida en escombros debido a la ineptitud de sus restauradores.

Advertisement

Los problemas para la pirámide comenzaron en 1992, cuando un potente terremoto desmenuzó parte de su fachada y dañó la parte superior, que se curvó hacia abajo. El arqueólogo encargado de evaluar los daños, Peter James, y su equipo, lograron estabilizar la estructura con una ingeniosa pared hinchable de PVC. El sistema provisional funcionó bien, pero la financiación terminó antes de que se pudiera construir una solución permanente.

Años más tarde, la nueva compañía encargada de la restauración del monumento podría estar contribuyendo a su destrucción. Según informan varios grupos activistas al diario Egypt Independent, la empresa que ha elegido el Ministerio de Antigüedades para reparar la pirámide de Zoser no solo no tiene experiencia previa en restauración de estructuras antiguas, sino que no parece haber construido nada antes. Los activistas, de hecho, aseguran que la compañía está cometiendo un delito ya que está prohibido por ley en Egipto incorporar más de un 5% de nuevos materiales a un proyecto de restauración.

Advertisement

Aunque el dato aún no ha podido ser confirmado, parece que parte de la estructura ya se ha venido abajo debido a la incompetencia de la empresa encargada del proyecto. Mientras llega algún tipo de información oficial por parte de las autoridades egipcias, tan solo queda esperar a que la construcción, atribuida al sacerdote arquitecto Imhotep, resista también los terremotos de la ineptitud. [Egypt Independent vía Co.Design]

Foto: AP Photo/Hassan Ammar.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)