Seg√ļn la TSA de Estados Unidos, los perros con las orejas ca√≠das asustan menos a la gente.
Photo: AP

Cuando uno viaja por los aeropuertos de Estados Unidos, es com√ļn ver a perros prestando ayuda a los agentes de la Agencia de Seguridad en el Transporte, el cuerpo gubernamental encargado de asegurar los aeropuertos del pa√≠s. En el futuro, habr√° un ligero cambio en la apariencia de los perros que trabajan en el aeropuerto, con un prop√≥sito: aliviar la tensi√≥n del p√ļblico.

La agencia, conocida por sus siglas en ingl√©s, ‚ÄúTSA‚ÄĚ, afirm√≥ esta semana que estaba en el proceso de conseguir a m√°s perros con orejas ca√≠das en lugar de perros con orejas puntiagudas. De acuerdo con representantes de la agencia, los perros con las orejas ca√≠das generan menos tensi√≥n cuando interact√ļan o comparten espacio con el p√ļblico en los aeropuertos, sobre todo con los ni√Īos.

‚ÄúHemos encontrado que la aceptaci√≥n de los pasajeros de los perros con las orejas ca√≠das es mejor. [Generan] un poco menos de preocupaci√≥n‚ÄĚ, coment√≥ David Pekoske, un oficial de la TSA. ‚ÄúNo asustan a los ni√Īos‚ÄĚ.

No es un cambio dr√°stico, ya que un 80% de los perros que emplea la TSA ya son de razas con orejas ca√≠das, mientras que un 20% son de razas con orejas puntiagudas. Las razas con orejas ca√≠das que utiliza la TSA incluyen: el labrador retriever, el braco alem√°n de pelo corto, el braco alem√°n de pelo duro, el vizsla o braco h√ļngaro y el golden retriever.

Advertisement

Mientras tanto, solo adquiere dos razas de perros con orejas puntiagudas, el pastor alem√°n y el pastor belga malinois.

A la hora de elegir un perro para trabajar para la TSA, la agencia tiene en cuenta tres factores: salud; habilidad y disposición para detectar olores; y su forma de se con las personas y sus habilidades sociales. Entrenar a una pareja de un perro y un humana cuesta entre $26.000 y $42.000.

Advertisement

No obstante, de acuerdo con Christopher Shelton, gerente del centro de entrenamiento de la TSA en San Antonio, Texas, la agencia no descartar√° a un perro autom√°ticamente por sus orejas. Lo m√°s importante son las cualidades del perro, afirma Shelton.

La TSA emplea casi la mayor cantidad de perros de cualquier agencia gubernamental en Estados Unidos. Este a√Īo, las jubilaciones de los perros en la agencia se han convertido en un acontecimiento diario, ya que los perros est√°n envejeciendo.

Sea cual sea la apariencia de sus perros, la TSA sigue manteniendo una regla firme: no se deben tocar mientras est√°n trabajando.

Advertisement

[Washington Examiner]