Un plato de albóndigas suecas... perdón, turcas.
Photo: Ralf Roletschek / Wikimedia Commons

Bienvenido a un nuevo capítulo más de Todo es mentira. El episodio de hoy lo protagonizan las populares albóndigas suecas que devoras en Ikea mientras discutes con tu pareja y te pierdes por salir del pasillo central. La cuenta oficial de Suecia en Twitter acaba de revelar que esas albondigas son turcas.

Advertisement

No es que las alb√≥ndigas se fabriquen en alg√ļn oscuro s√≥tano de Estambul. Es que la receta en s√≠ es turca. Su origen es fascinante y se remonta al siglo XVIII. Hacia el a√Īo 1700, el rey Carlos XII de Suecia pas√≥ un tiempo exiliado en Turquia, donde prob√≥ unas deliciosas alb√≥ndigas hechas de carne de cordero y vaca.

A su vuelta, el monarca se trajo la receta consigo, y parece que su entusiasmo fue contagioso. El plato, que originalmente se llamaba k√∂fte, corri√≥ como la p√≥lvora en la corte y fuera de ella. Hab√≠an nacido las koŐąttbullar, o alb√≥ndigas suecas.

Advertisement

No fue lo √ļnico que se trajo de Turqu√≠a, el popular plato de col rellena k√•ldolmar tambi√©n es de origen turco. Se dice que Carlos XII tambi√©n fue el responsable de introducir en el pa√≠s la costumbre de beber caf√© por las tardes, llamada Fika o Fikapaus, y que es tan popular en el pa√≠s como el t√© de las cinco en Reino Unido. [Sweden v√≠a The Guardian]