Bienvenidos a Quadratestadt, un bonito barrio situado en el centro de la ciudad alemana de Mannheim. Si te apetece perderte durante un rato mirando tiendas o tomando un café, has venido al sitio ideal. En Quadratestadt los mapas no sirven. Ni Google Maps, ni Apple Mapas ni Open Street dan las direcciones bien.

ÂżCĂłmo es posible? La razĂłn es que en Quadratestadt las calles no tienen nombre. Esto, por sĂ­ solo, no deberĂ­a ser ningĂșn problema. En JapĂłn tampoco tienen nombre y Google Maps sĂ­ ofrece informaciĂłn en la que puedes confiar. El problema de este pintoresco barrio alemĂĄn es que en lugar de nombres, las calles tienen cĂłdigos que indican la posiciĂłn en una cuadrĂ­cula. La mitad oeste comprende los bloques de la A a la K, mientras que la mitad este va de la L a la U.

Hasta ahĂ­ todo bien, mĂĄs o menos, pero cada letra le sigue una serĂ­a de nĂșmeros que indican la distancia del bloque al centro del barrio. El sistema es tan enrevesado que los algoritmos de mapas se vuelven locos. Tampoco ayuda el hecho de que solo use el sistema una pequeña parte de Mannheim. El resto de la ciudad tiene nombres de calles y nĂșmeros normales.

ÂżEl resultado? Google Maps y los mapas de Bing de Microsoft dan mĂșltiples nombres a la misma direcciĂłn. Apple Mapas se empeña en extender el nombre de un bloque a toda su calle, y Open Street Maps reconoce las direcciones, pero no los bloques. Si vas a visitar Quadratestadt, en definitiva, pregunta la direcciĂłn a alguien de la ciudad. EstĂĄn acostumbrados. [vĂ­a Tom Scott]