Las calles de esta ciudad siguen un sistema de códigos tan extraño que ninguna app de mapas lo entiende

Bienvenidos a Quadratestadt, un bonito barrio situado en el centro de la ciudad alemana de Mannheim. Si te apetece perderte durante un rato mirando tiendas o tomando un café, has venido al sitio ideal. En Quadratestadt los mapas no sirven. Ni Google Maps, ni Apple Mapas ni Open Street dan las direcciones bien.

¿Cómo es posible? La razón es que en Quadratestadt las calles no tienen nombre. Esto, por sí solo, no debería ser ningún problema. En Japón tampoco tienen nombre y Google Maps sí ofrece información en la que puedes confiar. El problema de este pintoresco barrio alemán es que en lugar de nombres, las calles tienen códigos que indican la posición en una cuadrícula. La mitad oeste comprende los bloques de la A a la K, mientras que la mitad este va de la L a la U.

Advertisement

Hasta ahí todo bien, más o menos, pero cada letra le sigue una sería de números que indican la distancia del bloque al centro del barrio. El sistema es tan enrevesado que los algoritmos de mapas se vuelven locos. Tampoco ayuda el hecho de que solo use el sistema una pequeña parte de Mannheim. El resto de la ciudad tiene nombres de calles y números normales.

¿El resultado? Google Maps y los mapas de Bing de Microsoft dan múltiples nombres a la misma dirección. Apple Mapas se empeña en extender el nombre de un bloque a toda su calle, y Open Street Maps reconoce las direcciones, pero no los bloques. Si vas a visitar Quadratestadt, en definitiva, pregunta la dirección a alguien de la ciudad. Están acostumbrados. [vía Tom Scott]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key