Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Las gafas Bose Frames y su realidad aumentada por audio parecen absurdas hasta que las pruebas

11.9K
6
Save
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Las gafas inteligentes tienen mala reputación (Gracias, glassholes). La gente no puede evitar pensar en la primera versión de Google Glass cuando alguien habla del tema. Eso también significa que las personas comienzan a pensar en ser grabadas en contra de su voluntad, en diseño estúpido y en precios absurdos a cambio de tecnología poco convincente.

Admito que yo también pensé eso cuando oí hablar por primera vez sobre los Bose Frames. ¿Gafas de sol inteligentes? Sí, pero no son exactamente como Google Glass. Tienen un par de altavoces incorporados directamente en las patillas, lo que significa que en realidad son unos auriculares Bluetooth disfrazados.

Las Bose Frames se conectan a su teléfono para que pueda hacer llamadas, escuchar música y usar aplicaciones de realidad aumentada solo para audio. La idea de unos auriculares inalámbricos discretos y de alta calidad es buena, pero el diseño me trajo flashbacks de las Spectacles de Snapchat. ¿Quién necesita eso, además de los entusiastas de la tecnología obsesionados con tener lo primero de todo?

Advertisement
Las pàtillas son un poco gruesas, pero no exageradas.
Foto: Victoria Song (Gizmodo)

Después de usarlas una semana, estoy escribiendo esto con la lección aprendida: no juzgar productos en función de sus antecesores.

Advertisement

Las Bose Frames parecen unas gafas de sol comunes y corrientes. Vienen en dos estilos: el Alto y el Rondo (No es una errata. Se llaman así). El Alto cuenta con un estilo más clásico, cuadrado, y con un ajuste más grande. Mientras tanto, el Rondo es más pequeño, redondo y un poco más retro. Opté por el Rondo y encontré que eran bastante elegantes.

Solo tengo algunas quejas con el diseño. En primer lugar, el material se siente más plasticoso que un par de lentes de sol de $200. Son livianas y el material es lo suficientemente duradero, pero no tienes esa sensación de: “Ooh, sí, esto se siente como $200". Las lentes, por otra parte son demasiado claras. La mitad de la razón por la que alguien usa gafas de sol no es la protección contra rayos UVA y UVB (que Bose proporciona) sino ocultar tus expresiones detrás de un escudo impenetrable. Si haces girar los ojos con las Bose Frames, se notará.

Advertisement

Los brazos son un poco más gruesos de lo que me gustaría porque tienen que albergar los altavoces. Por fortuna basta que tengas el pelo un poo largo para que ni se note.

Un botón para controlarlo todo
Foto: Victoria Song (Gizmodo)
Advertisement

Bose Frames: controles

Para operar las gafas solo tienes que preocuparte de un botón ubicado en la parte inferior de la patilla derecha. Al pulsarlo una vez se enciende y una voz te dice cuanta batería queda. Si lo pulsas una vez escuchando música sirve como botón de play/pause. Pulsarlo dos veces permite saltar a la siguiente canción, y pulsarlo tres nos lleva a la anterior.

Advertisement

Si te llaman basta pulsarlo una vez para recibir la llamada o dejarlo pulsado un segundo para colgar. Dejarlo pulsado dos segundos permite activar Siri o Google Assistant según si nuestro móvil es iOS o Android. Para apagar las gafas solo hay que darles la vuelta durante unos segundos.

La batería es muy mejorable. Una sola carga tarda dos horas y da para tres horas de uso continuo. No es lo ideal, pero está en la línea de muchos auriculares inalámbricos deportivos.

Advertisement
Foto: Victoria Song (Gizmodo)

Toda la gracia de las Bose Frames es que son unos auriculares ocultos en unas gafas de sol, y en ese sentido la compañía ha hecho muy buen trabajo no solo ocultando los altavoces en las patillas, sino apañándoselas para que no se filtre sonido al exterior cuando los usas. Ni siquiera en una oficina con otras personas sentadas cerca se oirá lo que escuchas. En una ocasión estuve escuchando toda una canción mientras me hablaban en una cafetería y la otra persona no se dio cuenta hasta que se lo dije.

Advertisement

Las Bose Frames no tienen cancelación de ruido. Si las escuchas a medio volumen puedes escuchar los sonidos a tu alrededor y si pones el volumen a tope aún se sigue filtrando algo del exterior.

Calidad de sonido

Las Bose Frames no estçan a la altura de otros auriculares de gama alta de la compañía. No me malinterpretes. Suenan decente para la mayor parte de música, pero pierden bastante en los graves. Desde luego suenan mejor que los auriculares que funcionan por conducción ósea como los AfterShokz Trekz Titanium.

Advertisement

La calidad de audio en llamadas también es bastante buena. Recibí varias llamadas y ninguno de mis interlocutores notó que el sonido fuera particularmente malo, lo que habla muy bien de la sensibilidad del micrófono integrado en las gafas. Tengo que hacer constar sin embargo que tuve algunos problemas con algunas llamadas. En una de ellas no lograba hacerme oir. En otra las gafas no me notificaron y la llamada acabó en el buzón de voz.

Las Bose Frames, comparadas con otras gafas de sol convencionales.
Foto: Victoria Song (Gizmodo)
Advertisement

Realidad aumentada en las Bose Frames

Aparte de para escuchar música o hacer llamadas, las Bose Frames tienen algunas funciones de realidad aumentada agrupadas bajo una plataforma llamada Bose AR.

Advertisement

El hecho de que sean indicaciones solo de audio suena decepcionante al principio, pero tras usar las aplicaciones debo reconocer que funciona mejor de lo que esperaba. Mi app favorita es NaviGuide, que básicamente es una versión escuchable de Google Maps. Introduces una dirección y las gafas te van guiando con indicaciones de voz a medida que te desplazas. La experiencia es muy parecido a las indicaciones que recibes en Google Maps cuando activas la navegación.

Tiene la pequeña pega de que las indicaciones se adelantan un poco a tu situación en el GPS, lo que lleva a algunos momentos divertidos y un poco absurdos. Por fortuna, las indicaciones son lo bastante precisas como para intuir cuál es el problema en estos casos. Un detalle que influye es que la dirección hacia la que apuntas depende de la dirección de las gafas, y esta a su vez de hacia donde estés girando el cuello. Si lo mueves mucho el GPS tiende a despistarse.

Advertisement
Las patillas no lucen tan gruesas cuando las llevas puestas.
Foto: Victoria Song (Gizmodo)

No es una experiencia cien por cien pulida, pero es liberador poder moverse sin consultar constantemente el móvil y además puedes seguir escuchando música mientras tanto. Hasta ofrece de vez en cuando indicaciones sobre monumentos fasmosos cuando pasas junto a ellos.

Advertisement

Hay otras aplicaciones en Bose AR, pero la selección actual es muy limitada. Además de Naviguide está Walc, otra aplicación de navegación más pensada para paseos con indicaciones más sencillas. Hay algunos juegos estilo audiolibro y Golfshot, que funciona como una especie de Caddy virtual. A finales de año New Balance lanzará una aplicación deportiva para las gafas.

En general descubrí que la realidad aumentada por sonido es más útil de lo que parece. El único detalle engorroso es tener que instalar aplicaciones por separado para cada cosa.

Advertisement
El aspecto retro tiene estilo.
Foto: Victoria Song (Gizmodo)

Bose Frames, precio y conclusiones

Las Bose Frames cuestan 200 dólares. Eso ya cuenta como capricho de lujo. Por ese precio puedes comprar unos auriculares estupendos que sonarán mucho mejor que esto. Sin embargo, si lo que pretendes es gastarte ese dinero en unas gafas de sol nuevas, las Bose Frames son un chollo. Por el mismo precio de las gafas tienes unos auriculares Bose decentes y unas gafas de sol buenas y bastante estilosas con el aliciente de poder activar el asistente de voz, y acceder a un puñado de aplicaciones de realidad aumentada. Si fuera a gastar 200 dólares en unas gafas, no me dolería mucho hacerlo en estas.

Share This Story