La unión hace la fuerza, o eso dicen. Los libreros alemanes están dispuestos a comprobarlo. Cuatro de las mayores cadenas de librerías en Alemania, Thalia, Weltbild, Hugendubel y Club Bertelsmann, se han unido para lanzar su propio eReader y plantar cara a Amazon. Se llama Tolino, tiene una pantalla táctil de 6 pulgadas, puede almacenar hasta 2.000 eBooks y costará 99 euros (128 dólares), 20 euros más que el Kindle más barato en Alemania. ¿Seguirán el ejemplo los libreros de otros países?

"El futuro de la industria alemana de los libros debería permanecer en nuestras manos, no en las de un grupo estadounidense", dice una de las directivas de la cadena Weltbild a Reuters.

Advertisement

Mientras que en EE.UU. las ventas de eBooks suponen un 10% del total, en Alemania todavía están en el 3,2%. Pero aumentan muy rápido. Las ventas de eBooks se triplicaron el año pasado en Alemania respecto al 2011 hasta llegar a los 102 millones de euros, y podrían suponer un 17% del mercado total en 2015, según varias estimaciones.

Quizás por eso, para los libreros alemanes (y los del resto de medio mundo), ahora es el mejor momento de intentarlo con un eReader propio. Ahora o nunca. [Reuters]