¬ŅTe imaginas un Lumia 925 o un 1020 con Android? Eso que a muchos fans de Android y admiradores de Nokia les parec√≠a un sue√Īo podr√≠a haber ocurrido. Seg√ļn The New York Times, Nokia ten√≠a a un peque√Īo grupo de ingenieros probando Android en sus smartphones. Luego lleg√≥ Microsoft, puso 5.440 millones de euros sobre la mesa, y el resto es historia.

Advertisement

Seg√ļn el NYT, ese grupo de empleados estaba ya probando m√≥viles con Android bastante antes de que comenzaran las negociaciones de compra de su unidad de m√≥viles. Los directivos de Microsoft estaban de hecho al tanto de la iniciativa.

Por una parte sorprende, por otra no. Cualquier gran compa√Ī√≠a de tecnolog√≠a (y m√°s Nokia dada su situaci√≥n) experimenta con todo, lanza proyectos internos confidenciales para probar los equipos, el software de los competidores y hacer mil combinaciones. Pero, dado que el acuerdo previo entre Microsoft y Nokia terminaba a finales de 2014, esta √ļltima tendr√≠a carta de libertad para presentar un m√≥vil con Android el a√Īo que viene. El propio Stephen Elop reconoci√≥ el a√Īo pasado que "cualquier giro era posible".

La gran mayoría de móviles con Windows Phone vendidos hoy en día a nivel mundial son Nokia. Perder a la finlandesa como principal aliada hubiera sido un desastre para Microsoft, por lo que no es descabellado pensar que los de Redmond quisieran atar la compra lo antes posible y desactivar así la amenaza de un Lumia con Android.

Advertisement

Un m√≥vil Nokia con Android podr√≠a haber sido el arma perfecta de la compa√Ī√≠a para intentar colarse de forma r√°pida y efectiva en la gama media y baja de equipos. Pero tambi√©n para apostar por la gama alta. De funcionar, hubiera sido el fin de Microsoft en el mundo de los smartphones. Con la compra de la unidad de m√≥viles de la finlandesa, Microsoft sigue m√°s vivo que nunca en el juego. Lo malo: ese sue√Īo de un Lumia con Android se ha desvanecido para siempre. [v√≠a NYT]