La astronauta Serena-Au√Ī√≥n-Chancelor, trabajando a bordo de la ISS
Photo: NASA

Científicos de la NASA acaban de encontrar una bacteria resistente a los antibióticos en una de sus instalaciones supuestamente más limpias: la Estación Espacial Internacional. El microorganismo no es peligroso para los seres humanos, pero el hecho de que sea resistente hace el hallazgo preocupante.

La bacteria es una cepa de Enterobacter y ha aparecido en el retrete de la estaci√≥n. La NASA realiza ex√°menes gen√©ticos peri√≥dicos de la poblaci√≥n bacteriana que convive con los astronautas en el laboratorio en √≥rbita. Ning√ļn lugar en el que haya seres humanos se libra por completo de las bacterias que los acompa√Īan, pero la ISS es un lugar especialmente inh√≥spito para microorganismos. La microgravedad, el exceso de di√≥xido de carbono en el aire y los niveles mas elevados de radiaci√≥n no son precisamente el entorno habitual para una bacteria.

La cepa de Enterobacter hallada en la estaci√≥n es gen√©ticamente muy similar a tres variantes encontradas en hospitales que s√≠ que causaron problemas de salud a pacientes con el sistema inmunitario comprometido. El microorganismo fue hallado en 2015 y en todos estos a√Īos no ha causado problemas a ning√ļn astronauta porque las medidas de higiene a bordo de la estaci√≥n son extremas y los astronautas que suben a √≥rbita siempre gozan de buena salud.

Con todo, sigue habiendo margen para la preocupación. Los investigadores que han escrito el estudio sobre la bacteria recién publicado alertan de que el organismo tiene un 79% de posibilidades de mutar en una variante capaz de infectar seres humanos si se dan las circunstancias adecuadas. El organismo es completamente resistente a cinco antibióticos comunes como la penicilina, la cefazolina, o la oxicilina, y tiene algo de resistencia a otros. [BMC Microbiology vía Science Alert]