Dos tilacinos en cautividad, poco antes de su extinción. Foto: Wikipedia

En 1936, el √ļltimo ejemplar de tigre de Tasmania muri√≥ en el zoo√≥logico de Hobart. La caza indiscriminada fue la puntilla para una rara especie de depredadores marsupiales que ya estaba tocada de muerte. Un nuevo estudio de ADN ha revelado cu√°l fue la causa definitiva de su desaparici√≥n: la sequ√≠a.

En los a√Īos inmediatamente anteriores a su desaparici√≥n, el tigre de Tasmania, lobo marsupial o tilacino (Thylacinus cynocephalus)¬†solo sobreviv√≠a en la isla que le dio su nombre, pero siglos atr√°s su poblaci√≥n se extend√≠a por todo el continente australiano. Durante d√©cadas se pens√≥ que su extinci√≥n la provoc√≥ el ser humano de dos maneras. Por un lado debido a la caza directa por parte de loa abor√≠genes australianos. Por otro introduciendo los perros salvajes o dingos.

Advertisement

Sin embargo, ninguna de estas dos explicaciones es completamente satisfactoria. Los dingos no llegaron a Tasmania, y la presi√≥n de la caza por parte de los abor√≠genes no explica por s√≠ sola su desaparici√≥n de todo el continente. La extinci√≥n del tigre de Tasmania es tan misteriosa que hay personas que creen que a√ļn quedan ejemplares ocultos en zonas rec√≥nditas del continente.

Un nuevo estudio publicado en la revista Journal of Biogeography revela la aut√©ntica causa de la extinci√≥n de este curioso animal. Fue el Ni√Īo. El fen√≥meno meteorol√≥gico c√≠clico que causa cambios a nivel global en varias zonas del planeta provoc√≥ a√Īos de intensa sequ√≠a que redujeron hasta niveles cr√≠ticos el h√°bitat en el que se mov√≠a la especie.

Los an√°lisis de 51 muestras de ADN provenientes de huesos de tigres de Tasmania no dejan lugar a dudas, la extinci√≥n fue r√°pida, con una reducci√≥n dr√°stica en el n√ļmero de ejemplares y un da√Īo grave a su variedad gen√©tica que coincide con los registros f√≥siles de per√≠odos de sequ√≠a.

Advertisement

El destino de los tigres de Tasmania se sell√≥ hace alrededor de 3.500 a√Īos. El ser humano solo se encarg√≥ de rematar una extinci√≥n que llevaba siglos fragu√°ndose a nivel gen√©tico. Hoy ya solo nos quedan im√°genes en blanco y negro y un pu√Īado de v√≠deos de aquel poderoso depredador similar a un lobo. [v√≠a Phys.org]