Imagen: Pixabay

El planeta ha padecido cinco grandes extinciones masivas a lo largo de su historia. Cinco sucesos donde han desaparecido, sin descendencia, más de la mitad de las especies existentes. Si la siguiente fórmula matemática está en lo cierto, en menos de 100 años llegará el sexto evento.

La primera de todas las grandes extinciones tuvo lugar hace más de 400 millones de años, la conocida como extinción del Ordovícico-Silúrico, donde se extinguieron el 85% de las especies. Desde entonces, al primer evento le sucedieron el Devónico-Carbonífero, el Pérmico-Triásico, el Triásico-Jurásico y el Cretácico-Terciario, siendo este último hace 65 millones de años. ¿Será posible que estemos tan cerca de un nuevo suceso devastador para las especies?

Para los investigadores, la comprensión de todas estas muertes en masa ha permitido mejorar la visión de lo que acontece en la actualidad. Siendo así, los científicos hablan de la desaparición de los animales a un ritmo alarmante, en gran medida impulsados por los cambios climáticos causados ​​por el hombre.

Intensidad aparente en la extinción de géneros marinos (no especies). Wikimedia Commons

Según el artículo publicado en Science Advance, cuyo autor principal es el geofísico Daniel Rothman, del MIT, todas las extinciones antiguas ocurrieron en un momento en que la Tierra también se encontraba ante una interrupción en el ciclo del carbono, el proceso natural que conecta la respiración celular (que libera dióxido de carbono o CO2) y la fotosíntesis (las plantas consumen ese CO2 para crecer).

Advertisement

Por esta razón, los períodos de extinción masiva del pasado podrían desencadenarse cuando la humanidad agregue cierta cantidad de carbono a los océanos, el hogar de la mayoría de todas las plantas y animales en nuestro planeta. ¿Cuánto? Según las proyecciones de la fórmula matemática utilizada, cuando seamos “capaces” de colocar otros 310 gigatoneladas de carbono en el océano, y las predicciones marcan la fecha como el 2100. A partir de entonces, “entramos en terreno desconocido”, indica Rothman.

Se da también una circunstancia diferente a los períodos anteriores. Mientras que las extinciones del pasado ocurrieron en el transcurso de miles o millones de años, en el período de cambio actual todo es mucho más rápido. Según el estudio, una vez que nuestro planeta alcance el umbral que dictaron las matemáticas, los cambios se amplificarán.

Para algunos biólogos estamos en la sexta gran extinción, para otros la biodiversidad se ha disparado, pese a todo. Wikimedia Commons

Rothman sostiene que la extinción masiva ocurre según la magnitud del cambio del ciclo del carbono, esto es lo que determina la probabilidad de una extinción de este tipo. El estudio derivó una fórmula matemática que relacionaba esta tasa crítica y la magnitud con la escala de tiempo sobre la cual ocurre.

Advertisement

Luego examinó 31 interrupciones del ciclo del carbono que se han dado en los últimos 542 millones de años, y calculó la masa de carbono añadida a los océanos en cada uno. Finalmente encontraron un umbral común en cuatro de las cinco extinciones anteriores. Ese umbral, si las predicciones son correctas, se cruzara dentro de 83 años.

¿Significa esto que en el 2100 las especies comenzarán a caer y morir como en un apocalipsis? Para nada. Como explica Rothman y al igual que en las extinciones masivas del pasado, “se trata del inicio de un suceso que podría tomar 10 mil años hasta considerarse un desastre total”. [IPCC vía Motherboard]