Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Los Audeze LCD-2 Closed Back son unos auriculares Hi-Fi cerrados con un sonido excelente y amplio

Analizamos los LCD-2 Closed Back (Copas cerradas) de Audeze, auriculares magnetoplanares de diseño cerrado con gran calidad de audio y una escena sonora amplia

We may earn a commission from links on this page.
Análisis de los LCD-2 Closed Back, auriculares Hi-Fi cerrados con una gran calidad de sonido y escena sonora amplia
Foto: Eduardo Marin / Gizmodo.

Dicen que en la variedad está el gusto. Esta frase es particularmente realista en el mundo del Hi-Fi y las necesidades audiófilas. En el caso de los auriculares de alta fidelidad o Hi-Fi, este es uno de los motivos de que los fabricantes ofrezcan no solo distintos modelos, sino también distintas versiones de sus modelos más emblemáticos. En el pasado ya hablamos del LCD-2 Classic, la reinvención de uno de los modelos más importantes en la historia de Audeze. Ahora, es el turno de que hablemos de su versión cerrada, los LCD-2 Closed Back.

Los LCD-2 Cerrados (o Closed Back) son, como su nombre lo indica, auriculares magnetoplanares de diseño cerrado, una versión con copas cerradas de los LCD-2 de diseño abierto, lo que le ofrece una firma de sonido distinta y variaciones muy interesantes en su personalidad y su respuesta en frecuencia. Un sonido que, a mi parecer, le da un sabor muy interesante a los LCD-2 Cerrados, uno más divertido e intenso, además de envolvente, pero sin perder calidad de detalle. Si quieres una conclusión adelantada y resumida: su calidad de sonido es excelente e ideal para los que disfrutan la música con bajos presentes y bien definidos, y una buena presencia de medios; pero permíteme desarrollar más esta conclusión a continuación.

Advertisement

Hablemos de su diseño y sus características

Como mencioné algunas líneas atrás, los LCD-2 Cerrados son auriculares de tipo magnetoplanar, y cuentan con transductores enormes de 106 milímetros dentro de sus copas. El diseño es similar a lo que vemos en toda la línea de auriculares de Audeze, expertos en producir auriculares de este tipo. Una diadema metálica sirve de soporte para toda la estructura, y debajo de ella se encuentra una banda de cuero vegano que tiene un gran tamaño, lo que sirve para distribuir el peso de los auriculares en la cabeza (un punto importante del que ya hablaremos en breve). Las copas están cubiertas, cerradas, por una capa que luce como marmoleada, como si fueran piedras exóticas de algún tipo.

Advertisement

En general, el look de los LCD-2 Cerrados es muy llamativo, incluso con sus colores oscuros, predominando el negro. Da igual, esas copas marmoleadas con el logo de Audeze en ellas atraen miradas. Y su calidad de construcción los hace sentir muy resistentes, casi indestructibles.

Análisis de los LCD-2 Closed Back, auriculares Hi-Fi con una gran calidad de sonido y escena sonora amplia.
Foto: Eduardo Marin / Gizmodo.
Advertisement

Hay dos características importantes que se traducen en una mayor comodidad al usarlos. La primera es la forma de la banda que reposa en la cabeza, y la segunda son las almohadillas. Son enormes, hechas de un material suave que se adapta a la cabeza y cubren las orejas por completo, creando un buen sello y con un espacio interior tan grande que no tocan mis orejas. La comodidad al usar auriculares siempre es importante, pero en modelos como los LCD-2 Cerrados lo es aún más, ya que debido a su diseño cerrado y a sus enormes drivers o transductores, estamos ante auriculares que pesan 612 gramos. Son considerablemente pesados, lo cual en lo personal no supone un problema, estoy acostumbrado a usar auriculares pesados. Sin embargo, es un detalle a considerar si quieres usarlos para sesiones largas de escucha, de varias horas.

Los LCD-2 Cerrados vienen en una valija dura, como un estuche protector que casi parece blindado, lo que permite transportarlo cómodamente sin riesgo a que sufra algún daño. Esto es muy útil si constantemente mueves tu equipo de audio, por ejemplo, si trabajas en producción musical, en estudios, o si eres audiófilo lo puedes llevar cómodamente a la oficina u otro lugar para escuchar la música en la mayor comodidad posible donde sea. Una ventaja de ser de diseño cerrado es que nadie escuchará lo que estás oyendo, ideal para un ambiente de trabajo, a diferencia de auriculares de diseño abierto que hay que ser más cuidadoso y considerado al respecto de dónde los usamos.

Advertisement
Análisis de los LCD-2 Closed Back, auriculares Hi-Fi cerrados con una escena sonora amplia.
Las almohadillas son muy espaciosas y cómodas, además crean un buen sello, incluso usando lentes.
Foto: Eduardo Marin / Gizmodo.

El cable que incluye en la caja es de buena calidad, no se enreda fácilmente ni mantiene la forma. Cuenta con dos extremos mini-XLR que se conectan a las copas y un extremo con punta de 6,3mm para conectar al sistema de sonido (amplificador, DAC/Amp o lo que quieras). Son auriculares de 70 Ohmios con una sensibilidad de 101 dB/1 mW, por lo que recomiendo utilizar amplificación para sacarles el máximo provecho. Y hablando de impedancia y sacarle el provecho, vamos a lo más importante…

Advertisement

Hablemos de su sonido

Al ser auriculares de diseño cerrado podríamos esperar una mayor intensidad en los bajos, y esto es correcto. Sin embargo, es importante tener en cuenta qué tan bien manejan unos bajos y subbajos, y puedo afirmar que en el caso de los LCD-2 Cerrados tienen control de sobra. Tienen una gran extensión en las frecuencias bajas o graves, como podemos esperar de auriculares magnetoplanares, y al ser cerrados tienen un buen boost en los bajos, incluso en los medios bajos, pero de forma controlada y bien definida. Los bajos tienen impacto pero no son exagerados, y no se filtran ni opacan otras frecuencias, todo está en su lugar. Hablando de música, los bajos y subbajos de la canción Bones de Low Roar son exquisitos, detallados y con cuerpo. Incluso pueden manejar muy bien la distorsión, canciones como Engine Number 9 de Deftones suena detallada, incluso con el estilo de canto (gritado o desgarrado) que usa el cantante, hay claridad en la distorsión de los instrumentos y la voz.

Advertisement
Análisis de los LCD-2 Closed Back.
Foto: Eduardo Marin / Gizmodo.
Advertisement

En general, el sonido de los LCD-2 Cerrados tiene calidez, pero es un sonido natural. Los medios siguen teniendo una gran presencia y detalle, al estilo de los LCD-2 Classic (los abiertos). Esto se traduce en voces con gran nitidez y calidez, tanto masculinas como femeninas, y muchos detalles en guitarras e instrumentos de cuerda en general. Al escuchar música hay un buen matrimonio entre estos medios presentes y los bajos definidos en estos auriculares. Canciones como Wanna Be Startin’s Somethin’ de Michael Jackson en el recientemente lanzado álbum recopilatorio Thriller 40 suena excelente, la voz, los instrumentos. De hecho, todo el álbum suena increíble cuando uso los LCD-2 Cerrados y una buena amplificación, como por ejemplo con el iFi Zen Can o un Topping A90. Las guitarras de la agrupación Animals as Leaders también suenan detalladas, incluso en algunas canciones se siente la vibración de la cuerda.

En cuanto a los agudos, tienen una muy buena extensión y suficiente detalle, nunca son punzantes ni fatigan. Las baterías y el piano del disco Live at the Acropolis de Yanni te envuelven con un sonido claro, definido y muy disfrutable. Siempre vuelvo a ese disco, al menos a una canción (como The Rain Must Fall), cuando uso los LCD-2 Cerrados. Es una experiencia sublime.

Advertisement
Análisis de los LCD-2 Closed Back, auriculares Hi-Fi cerrados con gran calidad de sonido y escena sonora envolvente.
Foto: Eduardo Marin / Gizmodo.
Análisis de los LCD-2 Closed Back, auriculares Hi-Fi cerrados.
Foto: Eduardo Marin / Gizmodo.
Advertisement

Para finalizar en materia de sonido, no es casualidad que he usado varias veces la palabra “envolvente” en este análisis. Una de las sorpresas gratas que me llevé con los LCD-2 Cerrados es que, incluso con su diseño de copas cerradas, tienen una escena sonora más amplia de lo que imaginaba, que suele envolverme en la música, como si estuviera rodeado por los instrumentos. La escena sonora se siente grande para ser un modelo cerrado, y a tu alrededor, tanto a los lados como adelante y atrás. No es tan amplia como la que ofrece los LCD-2 Classic, por supuesto, pero sí me dejó muy satisfecho. La separación también es excelente, los instrumentos se sienten separados y con aire entre ellos. Por último, el posicionamiento también me ha dejado satisfecho, tiene un buen rendimiento en este apartado, lo que sumado a la buena aislación que ofrece su diseño (almohadillas, copa, presión de ajuste) se traduce en, de nuevo, una experiencia envolvente.


En conclusión

Análisis de los LCD-2 Closed Back, auriculares Hi-Fi cerrados con una gran calidad de sonido.
Foto: Eduardo Marin / Gizmodo.
Advertisement

Los LCD-2 Cerrados son una gran opción como auriculares de diseño cerrado y de tipo magnetoplanares con una gran calidad de sonido. Su precio, si bien no es económico, se encuentra en la gama de entrada de Audeze y aún así estoy convencido de que pueden competir con modelos más costosos, ya sean de la misma tecnología o de drivers dinámicos. Lo que más me gustó es su sonido natural, con bajos bien definidos, medios presentes y una escena sonora más amplia de lo que solemos ver en este tipo de auriculares. Todo esto es una combinación que los convierten en auriculares muy musicales que también ofrecen un buen nivel de detalle. Sin duda, se encuentran entre mis auriculares Hi-Fi favoritos para escuchar los géneros de música que más disfruto.