Para entender lo conseguido hay que explicar como funciona el mapa. BedMachine es diferente porque combina información sobre los flujos de hielo y la actividad sísmica junto con el radar para crear la imagen más detallada del paisaje de la Antártida hasta la fecha. Un mapa topográfico que incluye casi 1,5 millones de kilómetros de línea de sondeos de radar que nos pueden decir mucho acerca de cómo la tierra debajo del hielo de la Antártida se acelerará, disminuirá o incluso detendrá la retirada de los glaciares. Según Morlighem:

Los mapas más antiguos sugerían un cañón menos profundo, pero eso no era posible; faltaba algo.

Advertisement
Advertisement

Las nuevas medidas sirvieron para comprobar que el lecho debajo de los glaciares era cientos de metros más profundo de lo previsto previamente, lo que significa que esas capas de hielo tienen un riesgo aún mayor con el calentamiento. Además, encontraron que las regiones más vulnerables a la retirada rápida de hielo marino se ubicaron principalmente en la Antártida Occidental, como los glaciares Thwaites y Pine Island.

Los expertos explican que descubrir lo que hay debajo de la capa de hielo del continente es una cuestión de suma importancia, y Morlighem espera que en el futuro puedan incorporar las profundidades del fondo marino para mejorar aún más sus resultados. [CNN, BBC]