Foto tomada por uno de los Rover nada más separarse de la sonda Hayabusa. Abajo a la derecha se aprecia la superficie del asteroide. Arriba una aberración cromática causada por el reflejo del sol en la lente.
Photo: JAXA (Twitter)

Tras un vuelo rasante a solo 100 metros de la superficie del asteroide Ryugu, la sonda espacial Hayabusa 2 ha logrado desplegar con éxito los dos primeros rover sobre su superficie. Los Rover Minerva II1A y Minerva II1B ya están enviando las primeras y fascinantes imágenes del asteroide.

Aunque no está teniendo tanta repercusión como la misión Rosetta en la que la ESA logró posar su sonda Philae sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, la misión Hayabusa 2 no es menos difícil ni menos importante. Su objetivo no es simplemente posarse sobre un asteroide, sino tomar muestras del mismo y volver con ellas a la Tierra.

Aspecto de los rover Minerva II
Illustration: JAXA

De hecho, Minerva II1A y Minerva II1B tienen poco m√°s que c√°maras y un pu√Īado de sensores. Su objetivo es explorar la superficie del asteroide, pero tambi√©n estudiar el comportamiento de los veh√≠culos en condiciones de microgravedad. La gravedad sobre la superficie de Ryugu es tan d√©bil que usar ruedas no ser√≠a nada efectivo. En su lugar, los Minerva tienen unas patas a lo largo de toda su superficie que les permiten moverse cortas distancias. La agencia espacial japonesa (JAXA) ya ha probado el sistema con √©xito.

Advertisement

La sombra de la sonda Hayabusa 2 sobre la superficie del asteroide grabada por la propia c√°mara de la sonda el pasado 21 de septiembre.
Photo: JAXA (AP Images)
Imagen tomada por el rover Minerva II1B durante uno de sus saltos sobre la superficie del asteroide Ryugu.
Photo: JAXA (Twitter)

La misi√≥n no acaba ah√≠ ni mucho menos. En octubre, la sonda Hayabusa 2 liberar√° MASCOT, un lander m√°s grande y dotado de sistemas para analizar la superficie y enviar datos a la sonda. En ese momento, Hayabusa 2 disparar√° un misil de dos kilos de cobre contra la superficie del asteroide. El objetivo de este proyectil es abrir un cr√°ter lo bastante profundo como para exponer estratos de mineral del asteroide que han permanecido inalterados durante miles de a√Īos. Esta animaci√≥n describe visualmente todo el proceso:

Si todo marcha seg√ļn lo previsto, la sonda se acercar√° al asteroide y usar√° un brazo robot extensible para tomar varias muestras de suelo dentro y fuera del cr√°ter. Despu√©s emprender√° con ellas el camino de regreso a la Tierra. Con ayuda de esas muestras, los cient√≠ficos esperan resolver no pocas preguntas sobre c√≥mo se form√≥ nuestro Sistema Solar y hasta sobre c√≥mo comenz√≥ la vida en la Tierra. [Space.com/Guardian]