Las cicatrices de una batalla nunca desaparecen del todo. Incluso conflictos tan antiguos como la Primera Guerra Mundial siguen mostrando su huella en los hombres y los paisajes. El fotógrafo irlandés Michael St. Maur Sheil ha recorrido Europa retratando las heridas de la tierra cien años después de aquel infierno de trincheras.

Las imĂĄgenes se tomaron en diferentes localizaciones en las que se desarrollaron algunas de las batallas mĂĄs sangrientas de la Primera Guerra Mundial. En algunos casos, las marcas de las trincheras y los crĂĄteres de las bombas son aĂșn perfectamente visibles.

En otros la naturaleza se ha encargado de borrar las huellas fĂ­sicas, pero el saber que miles de personas murieron horriblemente en esa zona da a los paisajes un halo de tristeza especial. A continuaciĂłn os ofrecemos una selecciĂłn de estas fotografĂ­as. [Michael St. Maur Sheil vĂ­a Smithsonian]

Fotos: Michael St. Maur Sheil, publicadas con el permiso expreso del artista

Batalla del Somme, norte de Francia

Advertisement

Trincheras e impactos de artillerĂ­a son aĂșn perfectamente visibles en los verdes campos de Somme donde perdieron la vida mĂĄs de un millĂłn de personas de ambos bandos.

Batalla de Messines, BĂ©lgica

Advertisement

Hoy es un campo de cultivo. En junio de 1917, 50.000 soldados murieron vĂ­ctimas de las minas y el fuego enemigo.

Batalla de VerdĂșn, Francia

Advertisement

Durante 11 meses, tropas alemanas y francesas se debatieron aquĂ­ sin que ningĂșn bando obtuviera una victoria significativa. Es uno de los paisajes mĂĄs torturados de la contienda.

El balĂłn en Tierra de Nadie, Francia

Advertisement

Un regimiento inglĂ©s e hizo famoso en este lugar cerca durante la batalla de Loos. Los britĂĄnicos chutaron un balĂłn de fĂștbol a la trinchera alemana y despuĂ©s cargaron contra ella.

Camino de las Damas, Francia

Advertisement

AquĂ­ se desarrollaron tres batallas llamadas Batalla de Aisme. En la segunda murieron 271.000 soldados franceses y 163.000 alemanes. Supuso la destituciĂłn del general Robert Nivelle.

Crater de Lochnagar, Francia

Advertisement

El primer dĂ­a de la batalla de Somme, los britĂĄnicos hicieron explotar 24 toneladas de amonal bajo los alemanes. Se dice que la detonaciĂłn se oyĂł en Londres. El crĂĄter de 20 metros aĂșn perdura.

Restos de Butte de Vaquois, Francia

Advertisement

Ambos bandos dinamitaron las minas de esta aldea estratégica haciendo volar todo el pueblo. Hoy solo quedan cråteres

Batallas del rĂ­o Isonzo, Italia

Advertisement

Medio millĂłn de hombres perecieron en ambas mĂĄrgenes de este rĂ­o a lo largo de 12 batallas entre fuerzas italianas y del imperio austro-hĂșngaro.

Batalla de Belleau Wood, Francia

Advertisement

Estos preciosos campos y bosques acogieron la mayor intervenciĂłn de soldados estadounidenses durante la Primera Guerra Mundial.

Gallipoli, TurquĂ­a

Advertisement

Desde esta playa, numerada como la quinta de la invasión de Gallipoli, se puede ver el castillo de Sedd el Bahr Kale. Tropas aliadas trataron de tomar esta penŽinsula sin éxito durante casi un año. Winston Churchill perdió aquí su cargo de Primer Lord del almirantazgo.

Lagos de Massuria, al este de la antigua Prusia (Polonia)

Advertisement

Los alemanes rechazaron en esta zona la primeras ofensiva de Rusia. La derrota desactivĂł el frente ruso y prolongĂł el conflicto en el resto de Europa.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)