Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado

Aparte de haber mejorado sus materiales, construcción y respuesta, las escobillas limpiaparabrisas que mantienen libre de agua la luna delantera de nuestro coche son un invento bastante arcaico en su concepción. Son ruidosas, molestas, y bastante ineficaces a veces. Investigadores de McLaren aseguran haber encontrado una solución mejor que puede desterrar los limpiaparabrisas para siempre.

La compañía británica de coches de lujo no ha querido revelar muchos detalles sobre esta nueva tecnología, pero ha dado los datos suficientes como para que los expertos en automoción deduzcan de qué se trata. McLaren ha comentado que es un sistema que se utiliza en las cabinas de los aviones de combate precisamente para esta función, eliminar el agua y la suciedad del cristal. La compañía también ha asegurado que no se trata de un recubrimiento químico.

Advertisement

Ambas pistas nos llevan al único sistema conocido que se utiliza en los aviones y que no es químico: los ultrasonidos. Cuando vuelan a poca velocidad en operaciones de despegue y aterrizaje, algunos cazas utilizan un sistema que emite ultrasonidos de alta frecuencia en el cristal de la carlinga.

Estos ultrasonidos hacen vibrar el cristal de manera que el agua resbala sobre su superficie. Según parece, no sería muy difícil adaptar un trasductor de ultrasonidos de este tipo a un automóvil, lo que podría acabar para siempre con el molesto ruidito de los limpiaparabrisas, y con la necesidad de cambiarlos periódicamente. McLaren espera lanzar el primer coche con esta tecnología en 2015. [Sunday Times vía Daily Mail]

Foto: Flickr / flakeparadigm

Share This Story

Get our newsletter