Sospechamos que los ingenieros de Sony deben ser unos maestros haciendo la maleta, porque han logrado meter prácticamente todo lo que podemos necesitar de un portátil en la carcasa de los nuevos Vaio Pro. En sus dos versiones de 11 y 13 pulgadas, los Vaio Pro son los sustitutos del Vaio Z en la gama alta.

Advertisement

Por supuesto, falta una gráfica dedicada y los entusiastas de la potencia echarán de menos otras prestaciones pero, para un uso regular como portátil ultraligero multifunción, nos parece un equipo más que equilibrado.

Repasemos rápidamente. Los Vaio Pro presumen de pantalla táctil IPS FullHD 1080p con la tecnología Triluminos de retroiluminación coloreada que hemos visto ya en los nuevos televisores Bravia, y que os podemos asegurar que mejora mucho el color.

Advertisement

La carcasa adopta la fibra de carbono en el exterior y el aluminio en el reposamanos. El teclado es tipo isla, retroiluminado, y viene acompañado de un touchpad de cristal bien amplio. A los puertos habituales en un gama alta (HDMI, USB 3.0, etc) se une conectividad NFC.

En el interior nos esperan procesadores Intel Core i5 y Core i7 de la nueva generación Hasswell con 4GB de RAM como base y opción a discos SSD. Los Hasswell alargan la autonomía estimada por el fabricante en 8 y 11 horas para los modelos de 11 y 13 pulgadas (11,6 y 13,3 para ser más exactos).

Advertisement

Los Vaio Pro no llegan a los dos centímetros de grosor (1,72) y pesan 870 y 1.060 gramos respectivamente. El precio de partida es de 1.200 y 1.400 euros para cada tamaño. No son baratos, pero sí bonitos y, a juzgar por las especificaciones, buenos. Nos alegra que Sony se esté tomando el mercado Ultrabook en serio.