La batalla por una de las adquisiciones más importantes en la historia del cine y la televisión continúa. El departamento de justicia de los Estados Unidos ha aprobado la compra de 21st Century Fox por parte de The Walt Disney Company, colocando, en cierto modo, a los X–Men un paso más cerca de los Avengers.

Advertisement

Hace meses Disney hizo pública su intención de hacerse con Fox, incluyendo todas sus propiedades intelectuales. La compañía originalmente ofreció la nada módica suma de 52.400 millones de dólares, pero recientemente Comcast se unió a la puja ofreciendo 65.000 millones de dólares por Fox. Desde entonces, Disney ha respondido incrementando su oferta hasta los 71.300 millones de dólares.

No obstante, por más dinero que ambas compañía pongan sobre la mesa, las autoridades estadounidenses tienen que dar su visto bueno para que la adquisición se haga oficial, sea la compañía que sea. Ahora, el departamento de justicia ha aprobado la compra por parte de Disney, con una condición: deben olvidarse de la división de canales deportivos de Fox, debido a que Disney también es propietaria de ESPN, y la compañía ha aceptado esa condición.

No obstante, esto no quiere decir que la compra ya sea oficial y definitiva. Comcast todavía podría hacer una mayor oferta, y según reporta el Wall Street Journal, la compañía estudia si subirla hasta un rango de 90.000 millones de dólares o abandonar la competencia. En poco tiempo lo sabremos. [The Wall Street Journal / Variety vía /Film]