Prentis Robinson, momentos antes de morir en su propio directo.

“Dios mĂ­o, quĂ© ha pasado”, comentĂł una persona en Facebook cuando el telĂ©fono de Peter Robinson quedĂł mirando al cielo. El hombre de Wingate, Carolina del Norte, acababa de emitir en directo su propia muerte a travĂ©s de la plataforma que usaba para denunciar a los traficantes del pueblo.

Facebook no tardĂł en retirar el video, pero algunos usuarios lograron capturarlo y subirlo a otras plataformas como LiveLeak, donde se ha difundido. En la emisiĂłn, Robinson camina por la calle Jemore, cerca del campus universitario de Wingate, mientras sujeta su mĂłvil con un palo de selfies. Entonces se encuentra con alguien y le pide que lo deje en paz. “EstĂĄs en directo”, repite varias veces, insinuando que la escena estĂĄ emitiĂ©ndose en streaming por Facebook Live.

La cåmara llega a captar a un hombre con un objeto largo entre las manos antes de que suenen varios disparos. En ese momento, el teléfono de Robinson cae al suelo y queda boca arriba, enfocando la copa de unos årboles durante el resto de la emisión. Justo al final del video, se intuye cómo un coche se detiene.

Peter Robinson fue asesinado a balazos, segĂșn confirmĂł la policĂ­a el lunes. Acababa de venir de la estaciĂłn de policĂ­a, donde habĂ­a emitido en directo una conversaciĂłn con el jefe Donnie Gay sobre un telĂ©fono robado. En ese otro video, Gay mira a la cĂĄmara de Robinson y dice: “devuĂ©lvele su telĂ©fono para que pueda seguir con su vida”. El asesinato ocurriĂł a pocos metros de la estaciĂłn.

Advertisement

Tras cerrar la universidad y la escuela primaria de Wingate durante mĂĄs de una hora en busca del tirador, la policĂ­a anunciĂł el lunes por la noche que habĂ­a identificado a Douglas Colson como sospechoso. Se le acusa de homicidio en primer grado, y continĂșa desaparecido. HabĂ­a sido interrogado por la mañana.

Los oficiales también confirmaron que Robinson era conocido en el pueblo por dejar en evidencia a los supuestos vendedores de droga en sus directos de Facebook. El jefe de policía Gay dijo que le había advertido que podría meterse en problemas, pero nunca pensó que eso pudiera derivar en un asesinato.

Advertisement

No es la primera vez que Facebook se cruza con la muerte. Casos tan sonados como el asesinato de un hombre de 74 años en Cleveland o el suicidio en directo de una niña de 12 años, que Facebook tardó dos semanas en eliminar de su red, forzaron a la compañía a contratar 3000 moderadores humanos que se encargan de evitar la difusión de contenido violento o sensible antes de que se viralice.

ActualizaciĂłn: La policĂ­a ha detenido a Douglas Cleveland, segĂșn Reuters.

[Charlotte Observer]