M√©xico se encuentra en una situaci√≥n complicada. Mientras los mexicanos se manifiestan en las calles por la desaparici√≥n de los 43 estudiantes en Ayotzinapa; el Presidente Enrique Pe√Īa Nieto inaugura el nuevo Hospital Nacional Homeop√°tico, promoviendo as√≠ un sistema de medicina alternativa, que es considerado por muchos como una pseudociencia.

El hospital naci√≥, originalmente, en el a√Īo de 1893 y este a√Īo ha sido renovado con un presupuesto de 761 millones de pesos. Su objetivo, seg√ļn el documento oficial de inicio del proyecto, es el siguiente:

Fortalecer la estructura y la organizaci√≥n de la red de servicios m√©dicos para el Valle de M√©xico y de la zona centro pa√≠s, contribuyendo a mejorar la interrelaci√≥n con la red de Hospitales Federales de Referencia y los Institutos Nacionales de Salud, mediante la construcci√≥n de nuevas instalaciones que permitan impulsar la investigaci√≥n, la ense√Īanza y la atenci√≥n m√©dica homeop√°tica de alta calidad.

El sistema de salud mexicano podr√≠a ser de mejor calidad. Para los que lo hemos vivido, se trata de una lucha constante con la disponibilidad de citas y medicinas que no logran sostener la alta demanda. El caso es, ¬Ņpor qu√© invertir en un hospital de medicina alternativa cuando la medicina tradicional necesita m√°s atenciones?

Advertisement

Claro, seg√ļn el segundo Informe de Gobierno del Presidente mexicano, la renovaci√≥n tambi√©n trajo la modernizaci√≥n de otros 27 hospitales generales, 11 comunitarios y 6 materno-infantiles. Afortunadamente, el hospital en cuesti√≥n tambi√©n ofrece otro tipo de servicios de salud tradicional que no tienen que ver con la homeopat√≠a. Pero, ¬Ņes suficiente? ¬ŅEra realmente necesario reformar un viejo edificio y dar alas oficiales a una pseudociencia en lugar de convertirlo en un espacio enfocado en tratamientos cient√≠ficamente demostrados?

Hasta la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) ha hecho recomendaciones advirtiendo sobre los peligros de abandonar la medicina tradicional en favor de tratamientos exclusivamente homeop√°ticos. La organizaci√≥n se√Īala que la homeopat√≠a no sirve, por ejemplo, para tratar enfermedades como la tuberculosis, el SIDA, la malaria o la gripe com√ļn. A√ļn con ese conocimiento, las autoridades pol√≠ticas y de salud del gobierno mexicano deciden renovar una pr√°ctica que deber√≠a ser obsoleta desde hace mucho tiempo.

Advertisement

M√©xico no es el √ļnico pa√≠s con un hospital homeop√°tico. En Argentina existe la Asociaci√≥n M√©dica Homeop√°tica que, adem√°s, est√° reconocida por el Ministerio de Salud del pa√≠s. En Europa, Francia e Inglaterra tambi√©n tienen hospitales especializados en este tipo de medicina alternativa.

En una sociedad democr√°tica, la libertad de creencias es imprescindible. Sin embargo, ¬Ņdeber√≠amos promover una pseudociencia como la medicina homeop√°tica en lugar de educar con una visi√≥n m√°s racional el tratamiento de las enfermedades? [v√≠a Presidencia de la Rep√ļblica]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)