Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

En el año 2016, cuando Microsoft anunció la Xbox One X (originalmente conocida como “Project Scorpio”), la compañía anunció que sería la consola más potente jamás creada, con soporte para “realidad virtual de alta calidad”. Dos años más tarde, la cosa ha cambiado: Xbox se queda sin realidad virtual.

Michael Nichols, director de mercadeo de Microsoft, ha dicho en una entrevista con GamesIndustry.biz que la compañía ya no tiene planes de dar soporte a la realidad virtual, ni a la realidad mixta (como la de las gafas Microsoft Hololens), en su familia de consolas Xbox. Según Nichols:

“No tenemos planes de llevar la realidad virtual o mixta a Xbox. Nuestra visión al respecto es y siempre ha sido que la mejor plataforma para disfrutar de la VR y la realidad mixta de forma inmersiva es el PC”.

El ejecutivo también reconoce que los smartphones también se han convertido en una “buena” plataforma para la realidad virtual, y que no para de crecer, pero en cuanto a la VR en Xbox:

“Nuestro principal foco se encuentra en lo que el usuario va a experimentar en su televisor”.

Advertisement

Durante la conferencia de Microsoft en la E3 2016, Phil Spencer anunció que su nueva consola, entonces conocida como “Project Scorpio”, tendría soporte a realidad virtual, y durante la presentación incluso Todd Howard, mente detrás de sagas como The Elder Scrolls y Fallout en Bethesda, habló de cómo sería experimentar Fallout 4 en VR en la nueva Xbox.

Sin embargo, parece que para Microsoft sencillamente no vale la pena el esfuerzo a estas alturas, queriendo enfocarse en los juegos (como los que presentaron en la E3 2018). Así que las únicas formas de experimentar realidad virtual seguirá siendo en PC, en smartphones o en PlayStation 4 con sus gafas PlayStation VR. [GamesIndustry.biz vía Verge]